Ir a contenido

Polémica rectificada

"Enteramente varones y, por tanto, heterosexuales": Así han de ser los sacerdotes para los obispos

Esta es la respuesta del recién elegido secretario general de la CEE a preguntas sobre la exclusión de los homosexuales en los seminarios, aunque luego ha rectificado

Europa Press

El secretario general de la conferencia Episcopal, Luis Argüello.

El secretario general de la conferencia Episcopal, Luis Argüello. / Fernando Villar

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, ha reivindicado el derecho de la Iglesia a seleccionar a candidatos a sacerdotes "enteramente varones y por tanto, heterosexuales". "Nosotros en nuestra comprensión del ministerio admitimos a diáconos permanentes que sean hombres casados pero en el presbiterado como en el episcopado pedimos varones célibes y dentro de esta configuración de varones célibes pedimos también que se reconozcan y sean enteramente varones y por tanto heterosexuales", ha precisado Argüello.

Visto el revuelo de sus palabras, el secretario general de los obispos españoles ha rectificado sus palabras sobre sacerdocio y heterosexualidad y se ha disculpado por si la expresión que ha utilizado ha molestado a algunas personas. "No he querido decir que los homosexuales no sean perfectamente varones", ha indicado.

Y ha pedido disculpas: "Yo no quiero decir que los varones homosexales no sean perfectamente varones, lo que yo he querido expresar con esta frase poco afortunada era algo más amplio", señala en un audio enviado por la Conferencia Episcopal Española (CEE), tras la rueda de prensa. "He tratado de explicar por qué la Iglesia elige a estas personas que reúnan esta triple condición: varones --sexo varón, género varón--, que por supuesto las personas de condición hommosexual así lo son", ha subrayado.

Rectificación

Si bien, ha reconocido que "al saltar" su declaración a "un titular de prensa, sobre todo, si se dice de manera negativa --los homosexuales no son enteramente varones--", ha considerado oportuno rectificar porque "no es" lo que ha "querido decir".

La desafortunada afirmación fue pronunciada al ser preguntado por cómo va a conjugar la Iglesia Católica la prohibición de los seminarios de admitir a personas homosexuales con las leyes autonómicas contra la LGTBfobia.

En relación a estas leyes, el portavoz de los obispos ha reclamado el derecho de la Iglesia católica a hacer una propuesta antropológica y ha pedido que un sentimiento no se eleve a "categoría jurídica" para pedir un cambio de sexo.

"Se ha elevado a categoría jurídica un sentimiento a la hora de cambiar de sexo y de ir al Registro y decir ahora yo no me llamo Antonio sino Mari Pili o Antonia", ha añadido.
 

Temas: Religión