Ir a contenido

IGUALDAD

Las canciones que rompen clichés femeninos

Lapili y otras artistas urbanas muestran que las mujeres pueden mostrarse en contra de los estereotipos

Patricia Martín

Lapili, una de las cantantes que rompe el estereotipo sobre la feminidad normalizada. 

Lapili, una de las cantantes que rompe el estereotipo sobre la feminidad normalizada. 

“¿Qué estereotipos están asociados a las mujeres?”, preguntaron dos especialistas en género en un curso para adolescentes en Palma del Río, que se celebró con motivo del Día internacional contra la violencia machista, el 25 de noviembre. “Cuidar, estar guapa, comportarse como una mujer, no ligar y ser pasiva…”, contestaron los alumnos de 3º y 4º de la ESO del municipio cordobés. Y es que pese al #Metoo, la sentencia de ‘la Manada’ y el despertar feminista que se vivió el 8-M, los jóvenes siguen teniendo en mente que a los hombres culturalmente se les asocia con la “fuerza, el poder y la competitividad” mientras que a las féminas la sociedad las sitúa en los patrones antes mencionados y ligados a la familia y la emotividad.

Para romper con ese modelo de feminidad normativo, los profesores del curso, Enrique Suárez y Ana Álvarez, de la consultoría Cámara Cívica, han elaborado un listado de canciones que rompen clichés y que exhibieron en el curso para intentar cambiar la mentalidad de los adolescentes con el lenguaje que mejor entienden, el de la música. Los vídeos están protagonizados por mujeres, porque según los formadores, las nuevas masculinidades que ellos también promueven y están empezando a abrirse paso para fomentar la igualdad no tienen una correspondencia clara y evidente en la cultura audiovisual.

Mi cuerpo, mi baile, mis normas

‘Libre, atrevida y loca’, de Miss Bolivia con Rebeca Lane y Ali Gua Gua, reivindica el baile como forma de empoderamiento femenino y medio perfecto para disfrutar del propio cuerpo y de la sensualidad. Además, se rechaza que el hecho de bailar de forma provocativa y con un hombre signifique que la mujer estás dispuesta a acercamientos o comentarios no consentidos, en una canción que recuerda en el mensaje al mítico ‘A quien le importa’, de Alaska.

Otros cuerpos, rompiendo el canon de belleza

Lapili, en ‘No depilada’ y ‘Muslona’ es el ejemplo perfecto de cómo no hay que situarse dentro de los cánones tradicionales de belleza para bailar reivindicando la sexualidad. Además, en sus canciones hace referencia a temas que rechazan mayoritariamente la sociedad respecto al cuerpo femenino como el bello corporal y la celulitis.

Quién tiene dinero, quién tiene el poder

Cantantes de la música urbana como Bad Gyal y La Zowi adoptan el papel asociado tradicionalmente a la masculinidad de mostrar el lujo y el dinero. Las dos visten como los raperos de toda la vida y se rodean de joyas, coches y billetes. En definitiva, lo que hacen sus correligionarios, pero protagonizados por mujeres.

Sexualmente liberada

Las cantantes La Zowi y Ms Nina Ms Nina, y sobre todo La Zowi, son claros ejemplos de la reivindicación del placer sexual de las mujeres. Ambas plantean sus propias normas en este ámbito.

  

Otras feminidades: marimacho

‘Tomboy’ (marimacho en español) es una canción de Princess Nokia donde habla de cómo se sentía cuando era pequeña y es un ejemplo perfecto de otras feminidades.