Ir a contenido

Libre elección

Las faldas de los uniformes escolares dejan de ser obligatorias en Galicia

Todas las fuerzas apoyan una petición que parte de En Marea y que se pondrá en marcha en el próximo curso

Europa Press

Una niña viste falda de un uniforme escolar.

Una niña viste falda de un uniforme escolar. / Francesc Casals / Archivo

Todos los grupos del Parlamento de Galicia han llegado a un acuerdo para que, a partir del próximo curso escolar, la Xunta implante "todas las medidas pertinentes" para evitar que los colegios con uniforme obliguen a las niñas a usar falda de forma que esta sea una opción que las propias alumnas elijan.

Esta medida fue aprobada en septiembre del 2017 en el Congreso de los Diputados, a instancias de Unidos Podemos, para pedir al Gobierno la modificación de la Ley de Igualdad y la de Educación para "garantizar la libertad de vestimenta y la no imposición de uniformes por sexo".

En el caso de Galicia, las cuatro fuerzas parlamentarias se han sumado a una iniciativa propuesta por En Marea, que pedía instar a la Xunta a impedir que los colegios que contemplan el uniforme contemplen esta prenda como una obligación para las niñas y que estas puedan decidir con "libertad" si la usan o optan por el pantalón para acudir al centro escolar.

Igualdad y "libertad de movimiento"

"La eliminación de obstáculos para alcanzar la igualdad también pasa por la eliminación de la vestimenta diferenciada en los centros escolares", manifestó la diputada Luca Chao durante la defensa de la iniciativa el martes, jornada en la que aseguró que el uso de la falda puede condicionar la "libertad de movimiento" de las niñas.

En este sentido, aunque reconoció que la mejor opción sería un "uniforme único", pidió que la Xunta impida que los colegios puedan incluir un código de vestimenta diferenciado por razón de sexo. "Estamos enseñando a nuestras hijas en los colegios a ser guapas antes que felices, queremos niñas felices que jueguen en los patios, que sean libres y dueñas de sí mismas", expresó.

Apoyo de socialistas y nacionalistas

A la propuesta de En Marea habían avanzado ya el martes su apoyo tanto el BNG como el PSdeG. Así, en primer lugar, la diputada nacionalista Olalla Rodil mostró su respaldo a esta petición y consideró, además, que lo primero para "promover la igualdad real y efectiva" en la educación es "acabar con la financiación pública de los centros que segregan al alumnado por sexo".

Por su parte, el socialista Luís Álvarez advirtió que este no es un debate sobre el uso del uniforme sino sobre una obligación que impide que las alumnas "puedan elegir libremente" que prenda usan. Y, además, censuró que el Gobierno gallego pretendiese eludir sus responsabilidades en esta materia pese a "tener todas las competencias" al pedirle al Ejecutivo central que sea el que legisle sobre la materia.

Estas afirmaciones del socialista tenían lugar justo después de que el diputado del PP César Fernández Gil defendiese una enmienda de la bancada popular que pedía trasladar al Ejecutivo central la necesidad de regular en materia de vestimenta en los centros escolares.

Además, la enmienda de los populares proponía instar a la Xunta a recordar a los centros escolares la necesidad de incluir normas de vestimenta que no discriminen por razón de sexo y recordaba que son los consejos escolares los que deben aprobarlas.

Con todo, en la sesión de este miércoles, en la que se han votado las proposiciones no de ley debatidas en el pleno, el PPdeG ha permitido, con su mayoría, que esta iniciativa saliese adelante pese a que En Marea no aceptó su enmienda.