29 mar 2020

Ir a contenido

El TSJC absuelve a un transexual de Salt condenado por abusar de un menor

EFE

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha revocado la sentencia de la Audiencia de Girona que condenó a un transexual, de 36 años y vecino de Salt (Girona), a 10 años de cárcel por abusos continuados a un niño de 13 años, y ha ordenado su inmediata puesta en libertad.

La sentencia del TSJC estima el recurso de la defensa y dictamina que el acusado no podía saber que el niño, con el que había contactado por Facebook, era menor a 16 años -edad legal para dar el consentimiento voluntario para tener relaciones sexuales- y le absuelve.

En el juicio, celebrado en marzo, el fiscal pidió para Fredy S.M. 38 años de cárcel por cuatro delitos por contactar con menores de 16 años para concretar encuentros y tener relaciones sexuales y tres delitos de abusos sexuales a menor de 16 años.

La sentencia de la sección cuarta de la Audiencia de Girona sólo le condenó por un delito continuado de abusos sexuales a menor de 16 años, y le absolvió de las demás acusaciones al considerar que, en el caso de las otras tres víctimas -todas de 15 años-, no había pruebas que demostraran que el acusado sabía que eran menores de 16 años, ni tampoco que las relaciones sexuales no fueran consentidas.

La Audiencia consideró probado que el acusado contactó con el menor de 13 años en noviembre de 2015 y, tras mantener varias conversaciones en Facebook con una identidad falsa, le propuso quedar en su piso de la calle Francesc Macià de Salt y "el acusado se dio cuenta, por la apariencia del menor, de que no tenía los 16 años".

En ese primer contacto, el menor se fue porque no estaba la chica con quien creía que había quedado, pero volvió cuatro veces a casa del acusado, cuando tuvieron lugar los supuestos abusos, hasta que, el 12 de enero de 2017, los Mossos d'Esquadra le detuvieron en su habitación con el menor.

El fiscal recurrió la sentencia al considerar que el acusado debía ser condenado por los delitos con relación a todos los menores y la defensa pidió su absolución.

Ahora, la sentencia de la Sala Civil y Penal del TSJC, de la que ha sido ponente el presidente del Tribunal, Jesús María Barrientos, ha estimado el recurso de la defensa y ha confirmado la absolución por los supuestos delitos a los tres otros menores y ha revocado la condena por un delito contra la libertad sexual.

La Audiencia de Girona había basado su condena en un CD con imágenes de la exploración realizada al menor durante la fase de instrucción en el que, según este tribunal, se apreciaba que "era un niño y uno un adolescente".

Sin embargo, esta prueba propuesta por las acusaciones no había sido admitida por el tribunal, de hecho "fue explícitamente rechazada en el auto de admisión de pruebas porqué ya se habían admitido la declaración testifical del menor para su comparecencia en el juicio oral".

Por tanto, el magistrado concluye que no puede formar parte del elenco probatorio y sostiene que al eliminar el principal soporte probatorio del juicio para afirmar que el acusado sabía que el joven tenía menos de 16 años, no hay más pruebas que puedan demostrar esta cuestión.

El TSJC concluye que se ha de absolver al acusado también del delito continuado de abuso sexual.

El procesado, de nacionalidad hondureña, ya fue juzgado en junio de 2016 por la Audiencia de Girona acusado de abusos sexuales a un menor de 12 años, aunque entonces fue absuelto por falta de pruebas.