Ir a contenido

POLÉMICA

En deuda con la R-4

ERC preguntaba justo ayer en el Senado sobre el mal estado de la línea

Manuel Vilaseró

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, este lunes durante los desayunos informativos de Europa Press.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, este lunes durante los desayunos informativos de Europa Press. / DAVID CASTRO

Coincidencia trágica o muy oportuna. La pregunta que la senadora de ERC, Mirella Cortès, tenía previsto formular al Ministro de Fomento, José Luis Ábalos, sobre las deficiencias de la línea R-4 en el tramo entre Manresa y Terrasa, ha coincidido con el día del desprendimiento que ha provocado una muerte en esa misma infraestructura, a la altura de Vacarisses (Vallès Occidental). La parlamentaria le ha echado al ministro en cara “los reiterados incumplimientos” de los compromisos de inversión en Rodalies de todos los ejecutivos anteriores y le ha preguntado al ministro cuánto tendrán que esperar para que desde el Ejecutivo se den cuenta de "la cruda realidad".  Ábalos le ha mostrado su intención de ser el primero que cumpla con esoscompromisos pero le ha advertido: “Para ello necesitamos su colaboración, que podamos negociar unos presupuestos”. Y ha recordado que hasta el momento las formaciones independentistas ni siquiera han querido sentarse a hablar.

“Nos hemos encontrado lo que nos hemos encontrado y con los presupuestos prorrogados no podemos hacer nada”, ha advertido el también secretario de Organización del PSOE, que ha anunciado su intención de reunirse el viernes en Catalunya con Pere Macias, el 'exconseller' de la Generalitat fichado recientemente por Fomento para coordinar las Rodalies en Catalunya, para detallar las necesidades más allá del plan que el Ejecutivo ha asumido de 3.900 millones en inversiones, aunque, ha recordado de nuevo, con unos presupuestos prorrogados será inviable cualquier proyecto de estas dimensiones.  

El ministro responde a las demandas de inversión reclamando que se aprueben los presupuestos, y ERC denuncia la inacción ante el "histórico mal estado"· de la línea accidentada

Ábalos ha aprovechado para dar su versión del siniestro. "Fruto de las lluvias no aguantó el muro de defensa, no así la malla porque esta se cambió en 2016/2017 y estaba en buen estado", ha sostenido el ministro, que recordó que además de esta intervención reciente para asegurar la trinchera por la que transcurren las vías, bajo un puente de la carretera C-58, en este tramo se están realizando muchas actuaciones tales como mejoras y saneamientos de trincheras o la segunda fase de la mejora de la catenaria entre Montcada y Terrassa. 

Cortès le ha respondido que su partido lleva avisando sobre el mal estado de la línea desde los dos últimos años. “Dos veces avisamos del peligro de los desprendimientos y no se hizo nada”, ha asegurado. “Hemos presentado enmiendas que fueron rechazadas a los presupuestos del 2017 y 2018. El tren había descarrilado dos veces y el peligro de desprendimientos era conocido”, ha asegurado. 

La senadora republicana ha pasado revista a todos los problemas de la línea, remontándose muy, muy atrás. “En 1859 llego el primer tren de Barcelona a Manresa. El viaje duró 80 minutos. Hoy, 157 años más tarde, el tiempo de viaje es de tres minutos más. Esto se debe al histórico mal estado de la línea entre Terrassa y Manresa,  a la saturación de la línea entre Terrassa y Barcelona, al incremento de paradas en diversos municipios del Vallès y a las reiteradas incidencias que día a día sufrimos”, ha criticado Cortès.    

También ha recordado que el ‘Plan Zapatero’ (2008), debía destinar 10.000 millones de euros al los cercanías, en 2013 la ministra Ana Pastor anunció un plan de choque y Mariano Rajoy, en marzo de 2017 anunció “una lluvia” de 4.000 millones de euros. “Todo incumplido”, ha espetado la senadora.