Ir a contenido

Fallo en la vigilancia del AVE

El vigilante del AVE en Sants se equivocó de maleta al buscar la falsa granada

La reunión para revisar el incidente de la supuesta bomba demuestra varios errores seguidos

Óscar Hernández

Responsables de Mossos dEsquadra, Adif y Renfe, en la reunión de este mediodía sobre el incidente de la falsa granada.

Responsables de Mossos dEsquadra, Adif y Renfe, en la reunión de este mediodía sobre el incidente de la falsa granada. / Mossos d'Esquadra

El vigilante de seguridad que estaba el miércoles en el escáner del control de equipajes del AVE en la estación de Sants se equivocó de maleta cuando quiso comprobar la existencia de la supuesta granada que estaba viendo en su pantalla. Mientras indicaba al viajero que abriera sus maletas, el bulto sospechoso era recogido de la cinta por otra pasajera que pudo embarcar tranquilamente y ajena a lo ocurrido con destino a Madrid.

Esta es una de las preocupantes conclusiones a las que han llegado los responsables de Mossos d'Esquadra, Renfe y Adif (la operadora de insfrestructuras ferroviarias) para analizar el fallo en el filtro de seguridad del AVE de la estación de Sants que desencadenó la paralización de trenes y el desalojo de este apeadero y el madrileño de Atocha, además de la movilización de bomberos y policías expertos en explosivos. .

Los expertos han decidido revisar las medidas de protección y los protocolos de comunicación entre el personal de seguridad y la policía de la estación barcelonesa. Y Adif se ha comprometido a ampliar el número de vigilantes en el filtro de control.

La reunión ha servido para detallar minuto a minuto lo que ocurrió ayer por la mañana y avewriguar por qué nadie avisó a los Mossos d'Esquadra de la existencia de la supuesta granada hasta 25 minutos después de detectarse lo que resultó ser una hebilla de cinturón con forma de granada.

La maleta equivocada

Los expertos en seguridad están de acuerdo en que hubo una suma de errores. Primero, el vigilante que vio la granada en el escáner se equivocó al atribuir la imagen a una determinada maleta. Así mientras se paraba al portador de uno de los bultos que estaba pasando el escáner , la titular del que llevaba dentro la hebilla con forma de granada pudo cogerlo a las 7.29 horas e irse tranquilamente y subir a un tren AVE, que salió a las 7.40.

"Paralelamente, personal de seguridad privada comenzó a hacer las primeras gestiones para aclarar la situación, pero al darse cuenta de que la maleta no estaba en el control lo comunicaron al Centro de Protección y Seguridad de Adif. A través de las cámaras de videovigilancia se analizó el punto de control y se identificó cómo la mujer retiraba su maleta de entre las del usuario retenido", indica la nota difundida por la Conselleria d'Interior.

 Aviso tardío a Mossos y lenta localización de la mujer

Otro dato importante de esta primera investigación sobre lo ocurrido confirma que Mossos d'Esquadra no reciben el aviso de Adif y Renfe hasta las 8.02, media hora después. Y es la policía catalana la que pone entonces en marcha "el dispositivo y todos los protocolos que comportan el refuerzo de seguridad, la activación de unidades especializadas, como Tedax-NRBQ [unidades de explosivos y sustancias químicas] , orden público y otros cuerpos de emergencias".

Otro fallo importante es que hasta las 9.40 horas (más de dos horas después del incidente del escáner) no se "tiene constancia de que la pasajera había embarcado en el tren a las 7.40 en dirección a Madrid, motivo por el cual se pone en conocimiento del Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil, y el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO)". "En ese momento, –añade la nota oficial– el tren se encontraba en Alcolea del Pinar (Guadalajara) ".

A las 10.30, los Mossos tiene constancia de que agentes del Cuerpo Nacvional de Policía ya han localizado a la pasajera con su maleta en la estación de Atocha "y certifican que el objeto sospechoso era la hebilla de un cinturón con la forma de una granada". Mientras centenares de psajeros habían sido desalojados de la estación madrileña por agentes con pistolas en mano.

Las correcciones de Adif

En la reunión de este mediodía no sólo se ha analizado lo ocurrido, sino que también se han aprobado las soluciones para que no vuelva a pasar algo así. Adif, la gestora de la estación de Sants, se ha comprometido a incrementar el personal de seguridad en el acceso a los andenes del AVE . "El objetivo es evitar una acumulación de pasajeros en el acceso al control para minimizar las disfunciones como la generada ayer", indica la nota de Interior.

La propia Adif, en un comunicado diferente, reconoce estas "disfunciones": "La localización de la viajera a la que correspondía la maleta en la que se detectó el objeto sospechoso, la visualización de las imágenes de las cámaras de seguridad, el decalaje en la transmisión de la información y los movimientos tanto de entrada como de salida de los trenes en el momento de los hechos"

La compañía que gestiona las estaciones (Renfe se encarga solo de los trenes) también ha acordado "abrir un expediente informativo de carácter interno para analizar de forma exhaustiva el correcto desempeño de las funciones y responsabilidad de los mandos al cargo de la incidencia". Y añade: "Adif revisará con la empresa Prosegur los procedimientos vigentes para verificar su eficiencia y eficacia".

Este mediodía, el sindicato Confederación General de Trabajadores (CGT) ha solicitado la dimisión de la directora de Seguridad, Procesos y Sistemas Corporativos de Adif, María Esther Mateo, por lo que considera como un "fallo muy grave" de seguridad. 

Temas: Renfe

0 Comentarios
cargando