Ir a contenido

NARCOTRÁFICO

Los 1.000 kilos de cocaína viajaban escondidos en un cargamento de pieles

Los Mossos dieron un aviso sobre un barco que ya había levantado sospechas en la Vigilancia Aduanera de Barcelona

La cocaína incautada en el puerto de Barcelona habría alcanzado un valor de 60 millones de euros en el mercado

Guillem Sànchez / Barcelona

Paquetes de cocaína ocultos en un cargamento de bananas procedentes de Colombia y detectados en Algeciras. / REUTERS / GUARDIA CIVIL

Paquetes de cocaína ocultos en un cargamento de bananas procedentes de Colombia y detectados en Algeciras.
La droga viajaba en el interior de un buque, procedente de Brasil.

/

Los 1.099 kilos de droga que fueron intervenidos este lunes en una operación conjunta entre los Mossos d'Esquadra y Vigilancia Aduanera hubieran alcanzado un valor en el mercado de más de 60 millones de euros, según han informado a este diario fuentes cercanas a las pesquisas.

La droga viajaba oculta en un contenedor cargado de pieles que había sido transportado por un barco procedente del puerto brasileño de Santos. La droga estaba repartida en paquetes de un kilo que habían sido ocultos entre las pieles y cueros, con lo que para su localización fue necesario el uso de perros expertos en detectar estupefacientes.

Puerto caliente

Esas fuentes destacan que el puerto de Santos se ha convertido en un enclave caliente para el tráfico de droga, ya que es una de las principales plataformas de salida de cocaína hacia Europa a bordo de barcos mercantes. Por eso la Vigilancia Aduanera estaba ya pendiente de esta barco de mercancías que cruzaba el Atlántico procedente de Brasil cuando los Mossos d'Esquadra se pusieron en contacto con este órgano para decirles que estaban investigando a una banda de narcos que habían ocultado un cargamento en uno de sus contenedores. 

El barco llegó el fin de semana y el lunes a primera hora de la mañana se desplegó un dispositivo para registrar el contenedor. Aparecieron los más de 1.000 kg de cocaína, uno de los envíos más grandes de los últimos años. 

La droga fue localizada este lunes por la mañana en la terminal Best del puerto de Barcelona. La Divisió d'Investigació Criminal (DIC) se ha hecho cargo del caso.