Ir a contenido

TRAGEDIA EN EL MAR

Mueren 17 inmigrantes y otros 17 están desaparecidos en una jornada negra en el Estrecho

Cuatro magrebíes murieron al encallar su embarcación en un arrecife en Cádiz, mientras que 22 lograron salvar su vida

Salvamento Marítimo localizó otros nueve cadaveres en el rescate de dos pateras cerca de Melilla

Julia Camacho

47 personas viajaban en la embarcación, de las cuales 20 aún permanecen desaparecidas. / GUARDIA CIVIL / ATLAS

Las costas españolas vivieron ayer una de sus jornadas más trágicas de la crisis migratoria, con 17 personas fallecidas y otros tantos desaparecidos. Cuatro de los muertos viajaban en una embarcación de madera que encalló al llegar a la costa en un arrecife en la playa de Los Caños de Meca, en Barbate (Cádiz), donde se sigue buscando a otras 17 magrebíes. Asimismo, Salvamento Marítimo localizó los cadáveres de otras 13 personas cuando realizaba el rescate de dos embarcaciones neumáticas en el Mar de Alborán, y cuyos supervivientes, unas 80 personas, fueron trasladadas al Centro de Estancia Temporal de Melilla. Todos ellos se suman a los casi 800 rescatados durante el fin de semana.

El 30 aniversario de la primera muerte de un inmigrante en patera en el Sur de España no pudo ser más trágico. Sobre las 6 de la mañana del lunes, una llamada alertó de la presencia de un cadáver de un inmigrante en la arena, junto a una patera de madera encallada entre las rocas. Era un joven de unos 25 años y origen marroquí. En las inmediaciones, y al cabo de unas horas, los agentes encontraron a 22 de sus compañeros, todos varones magrebíes de los cuales una decena aseguraron ser menores, todavía empapados por el viaje y muy nerviosos tras el naufragio.

Según explicaron, habían logrado alcanzar la costa, pero un arrecife malogró en el último momento el trayecto, y los más de 40 ocupantes cayeron al agua. Faltaban al menos una veintena de personas que les acompañaban en la patera, pero los supervivientes dieron por hecho que habían logrado alcanzar la playa por sus propios medios y esconderse para no ser detenidos y devueltos a su país. La Guardia Civil habilitó un dispositivo de búsqueda por aire y mar para localizarles, pero no dio resultados. Sin embargo, con el paso de las horas, la marea arrastró tres de los cuerpos hasta la orilla. Nada se sabe de momento de los otros 17 ocupantes, por lo que la búsqueda proseguirá este martes.

Las malas condiciones meteorológicas del fin de semana, con fuertes rachas de viento, no ha sido obstáculo para la salida de embarcaciones desde las costas africanas, sobre todo en el Mar de Alborán, Allí, los efectivos de Salvamento Marítimo consiguieron rescatar a 20 millas de la costa de Melilla a 80 personas que viajaban a bordo de dos embarcaciones neumáticas. En una de ellas, que estaba siendo buscada desde el pasado domingo y en la que viajaban 56 personas, entre ellas una mujer, localizaron además nueve cadáveres, todos ellos de varones. Otras cuatro personas estaban inconscientes, pero aunque los servicios de rescate se intentaron las maniobras de reanimación, fue en vano y fallecieron al llegar a puerto. La Policía Judicial se ha hecho cargo de la investigación para esclarecer las causas de la muerte, ya que todos ellos estaban en el interior de la embarcación.