Ir a contenido

PROCESO POR REBELIÓN

La fiscalía propone 256 testigos del 1-O, la mayoría guardias civiles y policías

La acusación pública incluye en la lista a la 'exconsellera' Neus Munté y al exdelegado del Gobierno en Catalunya Enric Millo

También aparecen altos cargos del Ministerio del Interior y propietarios de hoteles donde debían alojarse antidisturbios

J. G. Albalat

Agentes de la Policía Nacional, en una foto de archivo.

Agentes de la Policía Nacional, en una foto de archivo. / JULIO CARBÓ

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha propuesto 256 testigos, la mayoría guardias civiles y agentes de la Policía Nacional, para el juicio por el delito de rebelión contra el cesado Gobierno de Carles Puigdemont.

Entre ellos figura la 'exconsellera' de la Presidència, Neus Munté; el que fuera delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo; el exsecretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, José Antonio Nieto; el exsecretario general técnico del mismo ministerio, Juan Antonio Puigserver, y el coronel de la Guardia Civil, Diego Pérez de los Cobos, que coordinó a las fuerzas de seguridad del Estado en la jornada del referéndum unilateral del 1-O.

En el listado también aparecen el diputado de Ciutadans Josep Maria Espejo Saavedra y el parlamentario del PSC David Pérez Ibáñez, así como el letrado de la cámara catalana Antonio Bayona y el secretario general Xavier Muro.

La mayoría de testigos son guardias civiles y policías nacionales, aunque también hay agentes locales, personas vinculadas a las empresas que supuestamente hicieron labores vinculadas al referéndum (Unipost) y propietarios de hoteles donde se iban a alojar o se alojaron los antidisturbios destinados a Catalunya. También hay testigos protegidos, entre ellos un mosso.