Ir a contenido

MEDIO AÑO DE PISTAS ABIERTAS

La estación de Masella bate récords y estrena la temporada de esquí

Es la apertura más temprana de la historia de la instalación de Cerdanya y de los Pirineos

El Periódico

Una máquina acondiciona la pista de nieve en Masella.

Una máquina acondiciona la pista de nieve en Masella. / ACN

La estación de Masella (Cerdanya) estrena la temporada de esquí este jueves, 1 de noviembre. Se trata de la fecha de apertura más temprana de la historia de la estación y de los Pirineos. La temporada pasada ya abrió muy pronto: el 13 de noviembre. A esta apertura se suman otras dos aperturas parciales, las de las estaciones de esquí nórdico de Lles y de Tuixent-La Vansa. Esta última ha abierto solo los recorridos con raquetas de nieve, pero si es posible acondicionar la nieve se podría practicar el esquí nórdico durante el fin de semana. 

En la Masella este jueves solo habrá una pista operativa, Coma Oriola. A partir del viernes, 2 de noviembre, si las condiciones lo permiten, se ampliarán el número de pistas abiertas con el sector de la Tosa. La previsión meteorológica para este fin de semana es de un tiempo estable, con un ligero aumento de las temperaturas. Según el Meteocat, la nevada de los últimos días ha sido la más temprana de los últimos 10 años.

La estación permanecerá abierta ininterrumpidamente, incluidos laborables de lunes a viernes, si las condiciones de nieve son favorables. Ahora se acumulan gruesos de nieve polvo de entre 20 hasta 50 centímetros. Con esta apertura tan temprana, Masella ofrecerá la temporada de esquí más larga de los Pirineos, con medio año de esquí.

A partir del 2 de noviembre se irán abriendo sectores de manera progresiva para ofrecer el máximo número de pistas y remontadores. Gracias a las bajas temperaturas que registra la estación desde el 27 de octubre se ha podido trabajar intensamente con la red de cañones de nieve artificial.

Sin embargo, la llegada de la nieve a los Pirineos parece que ha llegado cuando los catalanes ya tenían hechos sus planes para este puente de Todos los Santos. Mientras que en la costa las ocupaciones hoteleras oscilan entre el 75% y la ocupación plena, en los Pirineos rondan solo el 50%.

Otras estaciones también se plantean abrir de forma anticipada si las condiciones de la nieve se mantiene. Por ejemplo, aunque las estaciones de esquí de Andorra informaron ayer de que inaugurarán la temporada de esquí el 1 de diciembre, con novedades como la plataforma esquiable en el sector de Soldeu, de 16.000 metros cuadrados y que sobrevolará el rio Valira d'Orient, y el telecabina Tristaina en Arcalís, la estación de Ordino Arcalís tiene previsto anticiparse, abriendo el 17 de noviembre, si las condiciones meteorológicas lo permiten.