Ir a contenido

En Madrid

Vigilantes de Renfe agreden a un joven negro que se negó a mostrar su billete | Vídeo

Tras su negativa a enseñarlo, el viajero, que sí llevaba abono, fue insultado y agredido

El Periódico

ATLAS

Ha ocurrido en un tren de Cercanías de Renfe que iba al municipio madrileño de Cercedilla, y lo ha sacado a la luz el diario.es.  Varios agentes de seguridad piden a un joven negro su billete de transporte, el viajero considera que no están autorizados a pedírselo y se niega. Entonces, uno de los vigilantes detiene el convoy con el freno de emergencia y se empieza a liar.  Renfe ha salido la paso diciendo que el viajero llevaba un objeto que impedía el paso a los usuarios y que estos requierieron la presencia de personal de la companía.

Según los tstigos que cita este medio, en el vagon se vivieron momentos de tensión. En cuanto se frenó el tren, el vigilante le espetó al joven: "Soy autoridad en Renfe, acompáñeme fuera, por las buenas o por las malas", y le empujó para que bajara. "No debería haberme enganchado así. No se exceda de su trabajo y llame al revisor", respondió el joven. "Te estás excediendo tú. Estás deteniendo un tren con 300 personas por tu puta cabezonería", le replicaron.

En ese momento el tren estaba parado en la estación de Atocha con las puertas abiertas, por lo que entraron otras dos parejas de vigilantes a modo de refuerzos. Estos le pidieron al joven que saliera el tren. 

En un momento dado, el chico, visiblemente enfadado por el trato recibido y los continuos comentarios por parte de uno de los agentes de seguridad, saca lo que parece ser un carnet de vigilante y dice: "Este carnet lo tienes tú también, así que sé perfectamente cuáles son tus funciones". Algo que enerva al guardia, que comienza a gritarle que "es una puta mierda como compañero". 

Momentos de tensión

Algunos de los pasajeros comienzan a pedirle al joven que se baje paa que el tren pueda seguir. "Yo no me voy a bajar. Aquí está mi billete ¿Por qué me tengo que bajar? Si no he hecho nada", responde él, enseñando su abono de transportes. "Porque no podemos comprobarlo", contestan los guardias. Los vigilantes de Renfe no llevan consigo el aparato necesario para comprobar las nuevas tarjetas de transporte que se utilizan en el transporte público en Madrid, que son recargables. 

Finalmente, tras ser expulsado del vagón, como se ve en el vídeo, el joven fue inmovilizado en pleno andén de la estación de Atocha. Uno de los vigilantes le dio una patada ante lo que muchos pasajeros presentes comenzaron a increparle.

SOS Racismo ha condenado a través de un comunicado la "agresión racista" por el "abuso de poder" de los agentes de seguridad y ha instado a Renfe a abrir "inmediatamente" una investigación para que se puedan depurar todas las responsabilidades. También la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado ha presentado esta mañana una denuncia ante el Defensor del Pueblo.

La respuesta de Renfe

Por su parte, Renfe ha respondido que los agentes de seguridad actuaron "a solicitud de viajeros que, desde el andén, no podían acceder al tren" y ha negado que detrás de la actuación hubiera razones racistas o xenófobas. 

Según explica Renfe, "en el interior del tren había un objeto, que portaba el viajero, que impedía la salida y entrada del vehículo". "Los vigilantes de seguridad se dirigieron a este viajero para que abandonara el tren mientras se aclaraba la situación. Ante su negativa, se produjo un forcejeo que acabó en el andén con la intervención de la Policía Nacional que, por alteración del orden publico, trasladó al viajero desalojado a comisaría", han informado.