Ir a contenido

AVANCES EN INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Google dictará tus correos

Gmail tendrá en castellano sugerencias predictivas de texto para responder e-mails

El sistema analizará la escritura del usuario para proponer frases comunes

Carmen Jané

Una demo en Google Next London. 

Una demo en Google Next London.  / GOOGLE

La apuesta de Google por aplicar inteligencia artificial a todos sus productos se va a ver aún más en Gmail, con un nuevo sistema que sugiere frases completas al contestar los correos. No se trata solo del “Sí, gracias”, “No, gracias” o “Más tarde” que aparece desde hace unos meses. El servicio, que arrancará a finales de octubre en castellano, francés, italiano y portugués, ofrece frases comunes capaces de relacionar la información del usuario con aquello que quiere escribir. Por ejemplo, si escribes un viernes, te sugiere que te despidas con un “Feliz fin de semana” y si has puesto el correo de alguien, ya te escribe un saludo con su nombre.

'Smart Compose' (Redacción inteligente), que está en pruebas en inglés desde el pasado julio, quiere ser “la herramienta mágica” para agilizar procesos, según la definió Amy Lockey, vicepresidenta de usabilidad de Google Cloud, este miércoles en Londres, en la versión europea del Google Cloud Next, el congreso para promover su tecnología de la ‘nube’ (almacenamiento remoto) a las empresas. Aunque de momento solo funcionará para los usuarios del Gmail de empresas (G Suite).

Cómo funciona el sistema 

La nueva funcionalidad sugiere frases completas al usuario a partir de lo que escribe y de la información que tiene de la compañía que ha contratado sus servicios. Y estas pueden ser tanto desde frases de despedida como direcciones, propuestas de citas, números de pedidos, días de la semana, previsiones… Toma la información de contexto, corrige los errores de escritura y aplica el lenguaje formal de negocios, que en inglés se utiliza mucho más que en castellano.

Tú mejorado

“Es como si lo escribieras tú, pero mejorado, porque además te corrige si no escribes bien”, afirma Lockey. En inglés, la versión anterior gratuita, que ofrece tres respuestas prefijadas (si, no y quizás) ha tenido tanto éxito que según Lockey, “el 10% de los correos de Gmail ya se responden de forma automática”.  

Para entrenar al sistema, que está basado en las redes neuronales, Google ha tratado los textos de Gmail que, desde su lanzamiento en el 2004, lleva años aplicando también el reconocimiento automático de palabras y contexto para incluir publicidad relacionada con los textos en el servicio.

"El 10% de los correos de Gmail ya se responde de forma automática", dice una 

De hecho todo el sistema de publicidad relacionada se basa en inteligencia artificial. Ahora va un paso más allá ofreciendo todo tipo de programas empresariales de pago (correo, ofimática, servidores, análisis de big data, inteligencia de negocio, plataformas para probar programas, videotecas, predicciones…) con los que pretende competir con Amazon Web Services, Microsoft o la china Alibaba.

La misma tecnología de aprendizaje mecánico la integra también en las fotos, donde lo aprendido usando los billones de imágenes que trata Google Images ha servido para mejorar de forma automática las instantáneas que se toman con la cámara de sus móviles. La última versión de su teléfono, el Pixel 3, suaviza la imagen si faltan píxeles, rellena las partes confusas o presenta la mejor versión de una foto, que puede ser muy distinta de la que ha tomado el usuario.

La empresa lanzó un manifiesto este verano por el que se comprometía a utilizar la inteligencia artificial de forma responsable y no con fines violentos, de control o contra los derechos humanos y las leyes internacionales. Aunque poco después tuvo que admitir que trabajaba para el departamento de Defensa estadounidense con un programa de drones y que no iba a abandonarlo.

Google fue la primera empresa en poner a disposición de los desarrolladores su software de inteligencia artificial, Tensor Flow. Ahora ha lanzado también AutoML y Cloud Machine Leaning Engine, una versión llave en mano para hacer proyectos de 'machine learning' destinada a investigadores y programadores, que funciona claro, sobre Google Cloud y que incluye también filtros para que las empresas respondan correos y atiendan a sus clientes a través de centros de llamadas “cuatro veces más rápido”, prometen con la tecnología de reconocimiento de voz y de textos. Esto en el Reino Unido lo usa ya una empresa llamada Ocado, que sirve frutas y verduras a casa en pocas horas recogiendo el pedido en los supermercados y filtrando incidencias y quejas de forma automática.