Ir a contenido

PROGRAMACIÓN

El CosmoCaixa pisará de nuevo la Luna 50 años después

El museo conmemorará la llegada de los humanos a este satélite con una muestra que combina ciencia y arte y que tiene a Tintín como protagonista

El mundo de los espejos y la arqueología completan una nueva programación con más de 9.000 actividades

Carla Riverola

Jordi Portabella, jefe del área de difusión científica de la Fundació Bancària La Caixa, Elisa Durán, directora general adjunta, y Lluís Noguera, director de Cosmocaixa, en la presentación de la nueva temporada del museo.

Jordi Portabella, jefe del área de difusión científica de la Fundació Bancària La Caixa, Elisa Durán, directora general adjunta, y Lluís Noguera, director de Cosmocaixa, en la presentación de la nueva temporada del museo. / MARTÍ FRADERA

El 21 de julio de 1969, el hombre llegó por primera a la Luna, a borde a la nave 'Apolo XI'. De todo ello ya hace casi 50 años. Para conmemorar este hito histórico, el CosmoCaixa ha incluido en su nueva programación una exposición que permitirá viajar a una de las grandes efemérides de la conquista del espacio. Pero lo hará de la mano de Tintín, un personaje que a través de su autor, Hergé, en los títulos 'Objetivo: la Luna' y 'Aterrizaje en la Luna', caminó por la superficie lunar 20 años antes que el astronauta Neil Armstrong.

La muestra 'Tintín y la Luna, 50 años de la primera misión tripulada' (14 de diciembre-26 mayo), será la encargada de inaugurar la temporada del CosmoCaixa. Según ha explicado la directora general adjunta de la Fundación Bancària La Caixa, Elisa Durán, la exposición tiene una “doble vertiente: por un lado, dar a conocer los avances que se han hecho en la investigación de la Luna a lo largo de la historia y, por otro, hacerlo a través de un atractivo como Tintín para que los ciudadanos se acerquen a la ciencia”.

“Es un recorrido para recordar cómo de importante ha sido la Luna para el hombre y para descubrir el proyecto 'Apolo XI'”, ha destacado Durán. Los visitantes podrán disfrutar de actividades interactivas dentro de los módulos de la nave, se podrán pesar para ver cuál sería su masa corporal en la Luna y podrán experimentar la sensación de caminar sobre este satélite. 

El resto de la programación

Pero esta no será la única sorpresa de la temporada. La programación del CosmoCaixa tendrá dos propuestas estrella más: una muestra sobre el mundo de los espejos y otra sobre arqueología. La exposición 'Espejos. Dentro y fuera de la realidad', que se inaugurará el 15 de marzo de 2019, intentará establecer un diálogo entre las matemáticas y la física para reflexionar sobre la realidad que nos rodea. Los visitantes se adentrarán en la muestra atravesando un espejo y, una vez dentro, podrán explorar las preguntas que se les plantearán, además de poder comprobar lo difícil que es hacer un dibujo mirando un espejo, cómo se dirige un gran telescopio, cómo manipular un sexante o cómo conducir la luz por un laberinto. Esta exposición está pensada para “percatarse de que la realidad varía según el lugar desde donde se mira”, lo que “favorece el pensamiento científico”, apunta Durán.

En verano llegará 'Sables y mastodontes', una muestra coorganizada con el Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares que presentará más de 160 piezas originales hallados en los yacimientos paleontológicos del Cerro de los Batallones (Madrid). “El objetivo es claro: descubrir un entorno muy próximo geográficamente pero a la vez muy lejano”, ha detallado Durán en referencia a esta exposición que viajará al pasado para descubrir la fauna que pobló la península Ibérica hace 9 millones de años.

Además, el CosmoCaixa apostará en el Planetario 3D por nuevo programa, Spherium, que presenta una historia de ciencia ficción protagonizada por una nave espacial con inteligencia artificial, con la que sus protagonistas viajarán por el espacio en busca de un nuevo planeta donde vivir.

También seguirán en marcha el ciclo 'Diálogos sobre robótica y ética' o las jornadas en torno al descubrimiento de la Luna, las matemáticas o la arqueología, con las que el museo quiere profundizar en los contenidos de las exposiciones temporales. “Con la nueva programación, seguimos cumpliendo nuestros tres objetivos: acercar la ciencia a la ciudadanía, estimular las vocaciones científicas y poner en valor la investigación”, ha señalado Durán.

La temporada pasada el CosmoCaixa volvió a batir récord con 1.025.198 visitantes, de los que cerca de 200.000 fueron escolares. La muestra con más éxito fue 'T-Rex', un esqueleto de un ejemplar de dinosaurio que vivió hace 67 millones de años, por la que pasaron 379.000 personas. De hecho, la exposición se prorrogó por su gran acogida.

Temas: CosmoCaixa

0 Comentarios
cargando