reglamentación

Vía libre de la UE al IVA reducido para libros y publicaciones digitales

Los Estados miembros podrán equiparar la fiscalidad a la aplicada a los formatos en papel

La ministra de economía, Nadia Calviño, dice que el Gobierno no ha decidido todavía si utilizará esta posibilidad

Un lector consulta el libro electrónico ’101 recetas fáciles...’ en un iPad.

Un lector consulta el libro electrónico ’101 recetas fáciles...’ en un iPad. / ELISENDA PONS

3
Se lee en minutos
Silvia Martinez

Tras meses de reservas e intentos fallidos, los ministros de economía y finanzas de la Unión Europea (Ecofin) han conseguido aprobar este martes la nueva normativa que permitirá a los Estados miembros aplicar un IVA reducido, incluso de cero, a libros y publicaciones digitales. Dicho de otra forma, el Gobierno español tiene desde hoy vía libre de la UE para aplicar a ebooks, periódicos o revistas digitales un IVA del 4% frente al 21% que se aplica actualmente. Según la ministra de economía, Nadia Calviño, el Ejecutivo no ha decidido todavía su hará uso de la nueva posibilidad.

“En este momento lo que es una buena noticia es que tengamos esa posibilidad y veremos, junto con la ministra de Hacienda, si es conveniente hacerlo en nuestro país y en su caso cuándo habría que tomar esa decisión”, se ha limitado a explicar la titular de economía que ha reconocido que se trata de una medida importante porque garantiza a aquellos países que lo deseen dar un tratamiento fiscal "neutral" a publicaciones impresas y publicaciones electrónicas que ofrezcan el mismo tipo de servicio.

Se trata de una histórica demanda que desde hace dos años había chocado contra el muro de la unanimidad que exigen las reformas en materia de fiscalidad en la UE. La propuesta ha sido adoptada sin discusión dado que el gobierno checo levantó finalmente sus reservas la semana pasada. Hasta ahora, este Ejecutivo condicionaba su apoyo a cerrar en paralelo un acuerdo sobre otra reforma que consideran vital para luchar contra el fraude fiscal como es aplicar de forma generalizada la inversión del sujeto pasivo del IVA.

Las negociaciones de las últimas semanas entre París, uno de los principales impulsores y defensores de la propuesta, y Praga permitieron eliminar los últimos obstáculos lo que significa que ya no hay impedimentos para que los gobiernos europeos que así lo deseen equiparen el IVA entre el papel y las publicaciones digitales. “Los Estados miembros podrán aprovechar esta oportunidad para aplicar tipos reducidos a las publicaciones electrónicas” aunque “al mismo tiempo no supone una obligación. Son los Estados miembros los que deben decidir si van a aplicar un tipo reducido o no”, ha explicado el vicepresidente de la Comisión, Valdis Domvrovskis.

Discriminación entre el digital y el papel

Hasta ahora, la normativa actual no permitía aplicar el mismo tipo de IVA a las publicaciones electrónicas y a las de papel. Las primeras están sujetas en España a un tipo del 21% (del 15% en la mayoría de Estados miembros) frente al 4% que se aplica al papel (y puede llegar a un superreducido del 0%). Incluso el Tribunal de Justicia de la UE llegó a sentenciar contra Francia y Luxemburgo por adoptar normativas que permitían aplicar un IVA reducido de forma unilateral.

Noticias relacionadas

A raíz de ambos fallos, la Comisión Europea presentó a finales de diciembre de 2016 una propuesta para fomentar el comercio digital y adaptar la realidad tributaria al nuevo modelo económico. Lejos de volar con rapidez, la propuesta chocó con los intereses de algunos Estados miembros que empezaron a vincular esta reforma con otros expedientes. Tras varios intentos el acuerdo ha sido finalmente posible lo que significa que los países que así lo deseen podrán rebajar el IVA a las publicaciones digitales una vez concluya la tramitación .

“Ha sido una lucha de años. Es una buena noticia para la libertad de prensa en Europa”, ha resumido el ministro de finanzas luxemburgués, Pierre Gramegna. “¡Un libro electrónico es un libro. Un periódico digital un periódico! Una buena noticia para la prensa y el sector de la cultura”, ha celebrado el comisario de asuntos económicos, Pierre Moscovici. Las nuevas reglas se aplicarán de forma temporal a la espera de que la UE cierre el nuevo sistema de IVA cuya negociación se puede prolongar todavía meses y años.