Ir a contenido

TRIBUTOS

Las publicaciones digitales también tendrán IVA reducido

Los ministros de economía y finanzas de la UE aprobarán el martes una directiva que permite equiparar su fiscalidad con la de libros y periódicos en papel

Silvia Martinez

Una usuaria lee la versión en catalán de EL PERIÓDICO. 

Una usuaria lee la versión en catalán de EL PERIÓDICO.  / ALBERT BERTRAN

A la cuarta será finalmente la vencida. El Gobierno de la República checa ha eliminado las reservas que mantenía a la rebaja del IVA a las publicaciones digitales y el Consejo de ministros de economía y finanzas de la Unión Europea (Ecofin) aprobará la propuesta el próximo martes en su reunión de Luxemburgo sin discusión alguna, según han confirmado este viernes fuentes europeas.

La normativa actual no permite aplicar el mismo tipo de IVA a las publicaciones electrónicas y a las de papel. Las primeras están sujetas en España a un tipo del 21% (del 15% en la mayoría de Estados miembros) frente al 4% que se aplica al papel (que puede ser incluso de 0%). Tras el acuerdo, y vez concluida la tramitación y transposición de la directiva, los gobiernos podrán reducir el IVA aplicado a e-books, periódicos y revistas digitales, siempre que no sean predominantemente música o video, y adaptar así la fiscalidad a la nueva realidad que domina el mercado.

La Comisión Europea presentó la propuesta a finales de 2016 para fomentar el comercio digital y adaptar la realidad tributaria al nuevo modelo económico. “Sea papel o digital, un libro es un libro y un periódico un periódico”, reivindicó entonces el comisario de asuntos económicos, Pierre Moscovici. Desde entonces el plan ha estado bloqueado en la mesa del Consejo, rehén de la negativa de la República checa a aceptar su aprobación si los 28 no aprobaban en paralelo otra propuesta que Praga considera crucial para combatir el fraude fiscal.

Último bloqueo en julio

La última vez que los checos volvieron a enrocarse fue en julio pasado cuando confirmaron no estar en disposición de dar vía libre a la reducción. “No es una cuestión burocrática. Esto va del futuro de la industria del libro” y “es urgente”, se quejó entonces el ministro alemán de finanzas, Olaf Scholz. “Hay que poner fin a esta disposición obsoleta y absurda y aplicar la misma tasa reducida a las publicaciones electrónicas. Hay que probar a los ciudadanos que remediamos las distorsiones”, reclamó también Moscovici.

La presión de Francia, especialmente activa negociando con los checos, y de la presidencia austríaca de la UE ha dado finalmente sus frutos y el Ejecutivo checo ha aceptado levantar sus reservas durante la última reunión de embajadores permanentes de la UE, un paso decisivo ya que como cualquier otro dossier de fiscalidad requiere la unanimidad. Las nuevas reglas serán de aplicación temporal y estarán en vigor hasta que la Unión Europea consiga cerrar un acuerdo sobre un nuevo sistema de IVA.

0 Comentarios
cargando