Ir a contenido

INICIATIVA POPULAR

Los niños robados entran en el Congreso

El Parlamento debatirá una proposición de ley para crear una Fiscalía especial y considerar víctimas a los hijos arrebatados en el franquismo

Olga Pereda

Miembros de las asociaciones de bebés robados junto a varios diputados del Congreso.

Miembros de las asociaciones de bebés robados junto a varios diputados del Congreso. / O. P.

Entre aplausos, gritos de “¿dónde están nuestros hijos?” y vendiendo lotería para buscar financiación (“no tenemos ayudas públicas”), miembros de la asociación Todos los niños robados son también mis niños han entregado esta mañana en el Congreso de los Diputados una proposición de ley para que -por fin- se reconozca a las víctimas de un crimen de lesa humanidad (definido así por la ONU).

La proposición de ley está firmada por gran parte del arco parlamentario: ERC, PDECat, EH Bildu, Podemos, IU y Compromís. Mientras, PSOE, Ciudadanos y PNV no han la han firmado, pero apoyan que el texto entre en el Congreso para debatirlo. El PP, por su parte, sigue sin dar respuesta a la petición de la asociación, que lleva dos años negociando con los partidos y luchando para que el Parlamento dé luz verde a su propuesta.

Fiscalía y pruebas gratuitas de ADN

El texto solicita que se reconozca como víctimas a los niños robados tanto en el franquismo como en la democracia. También se pide la creación de una Fiscalía especial en la que se tramiten legalmente los casos, así como la gratuidad de las pruebas de ADN. “Es un día de orgullo y emoción. Tenemos mucha esperanza en que la ley salga adelante. Esto no lo para nadie, seguimos adelante”, explica Mari Cruz Rodrigo, responsable de SOS Bebés Robados, una de las asociaciones que conforman la federación estatal Todos los niños robados son también mis niños, que, a su vez, pertenece a CEAQUA (Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina).

Este es el primer paso para la proposición de ley, que tendrá que ser debatida y aprobada tanto en el Congreso como en el Senado. “En cualquier otro país de Europa sería vergonzante que algo que afecta a tantas personas no se haya resuelto ya. El Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero no incluyó el asunto de los bebés robados en la ley de memoria histórica, así que ahora pedimos al Ejecutivo de Pedro Sánchez que apoye esta proposición de ley”, explica Joan Tardà (ERC). “Queremos garantizar el derecho a la verdad y a la tutela judicial. No hay más excusas. Es una cuestión de justicia”, añadieron diputados de Compromís y Podemos.