Ir a contenido

EN TORREVIEJA

Polémica por el instituto de Alicante que prohíbe los pantalones cortos tipo 'shorts'

Algunos padres y alumnos han pedido una reunión del Consejo Escolar para que se retire el reglamento

El centro impidió a las chicas que los llevaban asistir a algunas horas de clase el viernes y el lunes

Nacho Herrero

Polémica por el instituto de Alicante que prohíbe los pantalones cortos tipo 'shorts'

ARCHIVO

El reglamento de vestuario del Instituto Torrevigía de la ciudad de Torrevieja (Alicante) se ha convertido en objeto de debate y polémica tras impedir el viernes y el lunes la dirección del centro que asistieran a algunas horas de clase algunas chicas que llevaban pantalones cortos tipo 'shorts', una prenda prohibida por la normativa interna.

Aprobado por el Consejo Escolar y asumido por los padres cuando firman la matrícula, el reglamento prohíbe, entre otras prendas, los "pantalones tipo short" de manera genérica y también las camisetas de tirantes, aunque en este caso especifica que sólo afecta a los chicos.

Igualmente prohíbe "bañadores, la exhibición de la ropa interior, camisetas con mensajes de carácter sexual, racistas u otros tipos de frases que puedan dañar u ofender a miembros de la comunidad escolar".

El pasado viernes, la dirección del centro impidó entrar a clase las dos primeras horas a unas chicas que llevaban 'shorts', una situación que provocó quejas de las afectadas y de sus padres.

Como protesta, varias decenas de alumnos y alumnas del centro volvieron a acudir con pantalones cortos al centro este lunes y nuevamente las chicas fueron conducidas a la biblioteca durante la primera hora, donde miembros de la dirección les recordaron la normativa vigente. Los chicos pudieron asistir con normalidad a las clases.

Algunos padres y representantes del AMPA se han reunido estos días con la dirección del centro para trasladarles su malestar por lo que creen que es una aplicación arbitraria de la norma y para reflejar que el reglamento no afecta al profesorado.

María Ángeles Bellvís, madre de una de las alumnas afectadas y miembro del AMPA, aseguró a Efe que sabe "cómo debe vestir una niña para ir decorosamente al centro" y que su hija llevaba "un pantalón que cualquier madre puede comprar a una adolescente, con el que no enseñaba absolutamente nada".

"No entiendo que tenga que medir tres o cinco centímetros siempre que mi hija vista recatadamente", afirmó, antes de defender "el derecho" de las jóvenes a ir "fresquitas a clase, con cualquier pantalón, sin enseñar nada y acorde a la moda".

Cada centro público en la Comunitat Valenciana tiene autonomía para, según unas instrucciones generales, desarrollar su propio reglamento interno y la Conselleria d'Educació ha iniciado un proceso de mediación para tratar de alcanzar un acuerdo y, sobre todo, asegurar el derecho a la educación.

Hace unos años, la Conselleria ya tuvo que mediar para que un instituto de València permitiera asistir a clase a una estudiante que llevaba yihab y a la que la dirección se lo impedía por estar prohibidas las prendas que taparan la cabeza en su reglamento.