Ir a contenido

PROTECCIÓN DE LA INFANCIA

La Generalitat planea abrir en breve cinco centros de emergencia para menores

El Govern espera poner en marcha el primero esta misma semana

"La situación nos está sobrepasando", admite la directora de la DGAIA

Carlos Márquez Daniel / Guillem Sánchez

Menores pernoctan en la comisaría de los Mossos de Ciutat Vella, este jueves.

Menores pernoctan en la comisaría de los Mossos de Ciutat Vella, este jueves.

Una reunión diaria si es necesario. Hasta que las aguas vuelvan a su cauce. El Govern en pleno se ha propuesto que el asunto de la atención a menores no acompañados (menas) no se le vaya más de las manos tras la publicación de fotos en las que se ve a estos jóvenes durmiendo en comisarías de los Mossos por el colapso de los centros de acogida. El domingo se celebró un primer encuentro, con el 'president' Quim Torra a la cabeza. Este lunes, otro cónclave, de carácter más técnico, ha empezado a dibujar la estrategia. Por lo pronto, cinco nuevos centros de acogida de emergencia en los que los chavales podrán quedarse unos 15 días a la espera de entrar en el sistema de protección. 

El anuncio lo ha hecho la directora general de atención a la infancia y la adolescencia (DGAIA), Georgina Oliva, este lunes. En principio, se abrirán dos centros en Barcelona, uno en Tarragona, uno en Lleida y un quinto en Girona, y servirán para realizar las revisiones médicas y un primer análisis de la situación para poder derivarlos con garantías a los lugares adecuados. Uno de estos equipamientos podría estar en funcionamiento esta misma semana, lo que ayudaría a aliviar la situación que se vive en las comisarías, donde los menores pasan las noches en las salas de espera y alimentándose de lo poco que ofrecen las máquinas de 'vending'.

Información diaria para Torra 

La reunión se ha celebrado "en un marco de máxima colaboración" con las entidades del tercer sector que ayudan a prestar la asistencia y la acogida a estos menores inmigrantes que llegan a Barcelona. El domingo, según uno de los asistentes, el encuentro fue constructivo y "para nada tenso". Torra, eso sí, al que entonces acompañaron el vicepresidente y tres 'consellers', dejó claro que quería "información diaria" sobre el avance de la situación.  "Se trata de trabajar coordinadamente la integración en nuestros municipios de estos jóvenes que han venido para quedarse", ha añadido Oliva.

Según fuentes del Govern, esta misma semana está prevista una reunión a la que estarían invitados alcaldes autoridades de municipios susceptibles de albergar uno de estos centros. La idea, señala la misma voz, es "mantener el modelo asistencial", alejado del que llevan a cabo otras provincias, donde se apuesta por equipamientos con más de 400 camas "en los que se hace imposible controlar qué es lo que está pasando". La idea en Catalunya es rondar las 100 plazas.

Varios centenares

Según datos oficiales del Departament d'Afers Socials, en agosto llegaron a Catalunya 450 jóvenes migrantes sin referentes familiares, y durante la primera quincena de septiembre han sido 185. Y aunque todavía no ha hecho oficiales estas cifras, el Govern apunta a que solo en la última semana han puesto pie en territorio catalán 140 menores no acompañados más. "La situación nos está sobrepasando. También estamos teniendo problemas para encontrar profesionales que se hagan cargo de los menores".

Fuentes policiales atestiguan la "subida excepcional" de 'menas' en Catalunya: en el 2015 llegaron 526; en el 2016, 689; en el 2017 unos 1.489 y este 2018 ya han llegado más de 2.000. Por todo ello, según la Generalitat, desde junio del año pasado hasta agosto del 2018 se han puesto en funcionamiento un total de 1.787 plazas de acogida en más de un centenar de centros repartidos en 30 municipios. A pesar de ello, la red ha colapsado. O por decirlo de otra manera, las entidades privadas que se encargan de prestar el servicio no tienen medios propios para hacerse cargo del incremento de la demanda

Un centro a la semana

Sobre los cinco nuevos centros de emergencia, la directora general ha preferido no avanzar información hasta que se hayan cerrado los acuerdos necesarios, pero ha explicado que tendrán una capacidad máxima de acogida de unos 100 chicos, en la línea de la apuesta del Govern por los centros de dimensiones moderadas. "En otras comunidades se ha apostado por equipamientos de hasta 500 plazas, pero nosotros apostamos por los pequeños para garantizar la máxima personalización en la atención y acogida de los chicos", ha explicado.

Para mejorar todos los procesos, Oliva ha reclamado al Estado "transparencia e información" sobre la cifra real de menores extranjeros que llegan al país para que las distintas comunidades puedan planificar sus acciones de acogida con antelación. También ha reclamado al Gobierno de Pedro Sánchez que la partida presupuestaria de 40 millones de euros destinada a la atención de estos menores se reparta en función del número real de menores atendidos, y no de las cifras de llegadas de que dispone la policía española.

Un sindicato de Mossos advierte de las "irregularidades" de la DGAIA

El sindicato de los Mossos d'Esquadra, Sap-Fepol, ha presentado un escrito en la Fiscalía de Menores para que “valore” si la Direcció General de la Infància i Adolescència (DGAIA) ha cometido “alguna irregularidad” al negarse a acoger los menores extranjeros no acompañados (menas) que llevan una semana pernoctando en las salas de espera de varias comisarías de la policía catalana en Barcelona. Los Mossos no disponen de “instalaciones, formación, ni recursos para atenderlos adecuadamente”, subraya el portavoz del sindicato, Valentín Anadón. 

Para la CUP la situación ha llegado a un punto "insostenible". Es una "emergencia social" frente a la que la DGAIA "no dispone de suficientes recursos, económicos, humanos ni profesionales para hacer frente a la protección de la infancia y a una problemática que se agrava drásticamente". Para la formación anticapitalista, "el sistema de privatización y precarización de la atención a la infancia es parte de la problemática". “La policía está haciendo una labor que no le corresponde”, avisa en un comunicado.