25 sep 2020

Ir a contenido

SENTENCIA

Uralita deberá indemnizar con 1,7 millones a vecinos de Cerdanyola y Ripollet afectados por el amianto

El fallo da la razón a los denunciantes que vivían en un radio de dos kilómetros alrededor de la fábrica

El Periódico

La extinta fábrica de Uralita, en Cerdanyola del Vallès.

La extinta fábrica de Uralita, en Cerdanyola del Vallès.

Uralita "no actuó con la diligencia debida siendo conocido el elevado riesgo del uso del amianto desde mediados del siglo XX" y por ello el juzgado de Primera Instancia número 5 de Madrid ha condenado a la empresa a indemnizar con 1,7 millones de euros a 14 vecinos y familiares de trabajadores de Cerdanyola del Vallès y Ripollet. 

Esta es la segunda vez que la justicia castiga a la multinacional por los daños que causó el amianto no solo en quienes trabajaban en la fábrica o eran sus allegados, sino también en quienes residían alrededor de la factoría. A finales del año pasado fue la Audiencia Provincial de Madrid la que condenó a la firma por los daños ambientales y en residentes de la zona y ahora es un juzgado de primera instancia el que falla a favor de los denunciantes, que vivían en un radio de dos kilómetros del complejo fabril, según ha recordado el Col·lectiu Ronda en un comunicado.

En la sentencia, el juez reprocha la "ausencia de medidas efectivas de prevención y protección de la salud" en las instalaciones de Uralita y establece su responsabilidad en las defunciones de los vecinos de una ciudad donde "las calles se asfaltaron con restos de la fábrica y, al secarse, el amianto quedaba en el ambiente y, también, bajo el asfalto, de manera que el contacto con el mismo era evidente".