Ir a contenido

INCIDENTE EN EL VALLÈS ORIENTAL

Batalla campal en La Llagosta entre vecinos y una familia conflictiva

Una protesta convocada este sábado por varios vecinos de la localidad derivó en disturbios

Batalla campal en La Llagosta entre unos vecinos y una familia. / EL PERIÓDICO

Los Mossos d'Esquadra han detenido a tres personas por atentado a la autoridad, daños y desórdenes públicos, por la trifulca que protagonizaron este sábado en una manifestación contra la presencia de una familia conflictiva que desde hace dos años ocupa una vivienda en La Llagosta (Vallès Oriental, Barcelona).

La protesta, que fue convocada por los vecinos por su hartazgo contra esta familia, derivó en una batalla campal, en la que algunos miembros del clan, desde un balcón, y los concentrados intercambiaron una lluvia de objetos durante varios minutos. El enfrentamiento fue captado por varios teléfonos móviles y dejó secuencias, publicadas en la redes sociales, tan sorprendentes como un intercambio de 'sillazos': la familia se los lanzaba desde el balcón y los manifestantes respondían con la misma moneda. 

La movilización vecinal, aunque a partir de métodos poco diplomáticos, ha acabado logrando su propósito: que se marchara la familia. Los Mossos, después de contener los disturbios, han optado por escoltar a los inquilinos problemáticos y crear un pasillo para que pudieran marcharse sin ser agredidos por los manifestantes. Con su partida, los ánimos se han serenado.  

Vivienda ocupada desde hace dos años

Los Mossos tuvieron que intervenir para evitar que algunos de los concentrados forzaran el acceso al portal de la vivienda que desde hace dos años ocupa esta familia, en un conflicto vecinal que se ha ido agravando y que hubiera podido terminar de la peor manera, tal vez en un linchamiento, si la actuación policial no hubiera mediado en el asunto. Tal es el grado de desesperación que había alcanzado esta comunidad ante el comportamiento de la familia en cuestión, que ocupa dos pisos de un bloque. 

Los miembros más problemáticos de este clan, además, son menores de edad. Algo que ha complicado mucho que la policía haya podido tomar cartas en el asunto. El miedo a recibir represalias por parte de la familia ha impedido que los vecinos llegaran a denunciarlos. En realidad, las únicas demandas que se han presentado contra ellos han sido las que ha rellenado la policía local de la Llagosta, o los Mossos, actuando de oficio. 

Las tres personas que han sido detenidas por la policía catalana eran vecinos de la Llagosta que estaban participando en la manifestación pero acabaron, presundamente, generando altercados que han motivado su arresto. Según fuentes policiales, las tres pasarán este domingo a disposición judicial. Una de ellas lo hará por un delito de atentado a la autoridad y daños. Las otras dos tendrán que declarar ante el juez por dos delitos de atentado a la autoridad y de desórdenes públicos. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.