Ir a contenido

Polémico espacio

Vitoria cierra una discoteca que organizaba fiestas machistas

El Ayuntamiento alega que el recinto incumplía la normativa de ruidos

El Periódico / Agencias

Cartel de La Fiesta de la Minifalda.

Cartel de La Fiesta de la Minifalda. / Facebook

La discoteca de Vitoria que en los últimos tiempos ha organizado varias fiestas de marcado carácter machista ha sido clausurada este viernes por el Ayuntamiento de la ciudad por incumplimiento de la normativa de ruidos, han confirmado fuentes municipales.

Este local de ambiente latino, Perseus, había organizado para mañana una fiesta que había publicitado con un cartel en el que se anunciaba que se iban a intercambiar "chupitos por besos". En el cartel aparece una chica con un vestido ajustado y escotado con las frases: "Si no me acuerdo, no pasó. Lo que sucede en Perseus se queda en Perseus. Cambiamos besos por chupitos. Te animas...".

El Ayuntamiento de Vitoria ya prohibió el pasado mes de abril a esta discoteca la celebración de la "Fiesta de la minifalda" en la que anunciaban premios a la prenda más corta y a la más provocativa, y bebidas gratis para las mujeres que acudieran con ella.

Concurso femenino de culos

El año pasado este mismo local tuvo que suspender un concurso de culos de mujeres tras las críticas del consistorio y del Instituto Vasco de la Mujer-Emakunde.

El concejal de Medio Ambiente y Espacio Público, Iñaki Prusilla, ha firmado este viernes una providencia para incoar un expediente sancionador a este local por la comisión de una infracción grave de la Ley del Ruido y ha decretado la clausura de su actividad de manera cautelar.

Fuentes del consistorio vitoriano han explicado que esta discoteca lleva meses siendo "muy problemática", tanto por cuestiones relacionadas con fiestas de carácter machista como por incumplimientos en materia de ruido.

Han añadido que con esta medida la fiesta "no se podrá celebrar" y han adelantado que el Ayuntamiento está analizando desde un punto de vista jurídico si su convocatoria se trata de uno de los supuestos contemplados en las prohibiciones de la Ley de Juegos y Espectáculos.

Esta ley prevé la prohibición de actos "sexistas, discriminatorios y atentatorios contra la dignidad de la mujer" y contempla sanciones que van desde una multa de 30.000 euros hasta la clausura del establecimiento durante tres años.

0 Comentarios
cargando