Ir a contenido

TRATO CONFLICTIVO

La familia de un joven de 350 kilos denuncia al Hospital de Manises

Fue trasladado a su casa en un camión de mudanzas y ha tenido que ingresar de nuevo

EFE

Teo Rodríguez, el joven valenciano hospitalizado.

Teo Rodríguez, el joven valenciano hospitalizado.

Teo Rodríguez, el joven de 385 kilos que tuvo que regresar al Hospital de Manises tras salir en un camión de mudanzas después una insuficiencia respiratoria, permanecerá en el centro sanitario ante sus "excepcionales circunstancias" y la "falta de alternativa habitacional adecuada donde pueda recibir los cuidados necesarios y existan unas condiciones de confort e intimidad necesarios". Esta misma mañana, su familia ha presentado en el juzgado de guardia una denuncia contra el Hospital y la Conselleria de Sanidad.

El hombre, aquejado de obesidad mórbida, pesaba 35 kilos más de los 350 que se informó en un primer momento, tal y como ha aclarado la Conselleria de Sanidad, que ha indicado que la cama que se ha comprado expresamente para él lleva incluida una báscula que ha determinado su peso real.

Problemas sanitarios

El joven de 34 años salió el martes tras permanecer una semana hospitalizado y fue llevado en un camión de mudanzas hasta Turís, donde reside, pero no pudo acceder a su domicilio porque fue trasladado en la cama del hospital al no encontrarse una camilla que aguantara su peso.

Tras permanecer varias horas en el interior del camión y negarse su familia a que lo dejaran en el polideportivo municipal de Turís, finalmente fue llevado a la sala de espera de Pediatría del centro de salud.

Unas horas después comenzó a sentirse mal, le bajó la saturación y volvió a sufrir una insuficiencia respiratoria, por lo que tuvo que ser nuevamente trasladado al Hospital de Manises, donde permanece en una sala de espera.

Autoestima por los suelos

Judit, la novia de Teo, ha asegurado a los medios de comunicación que el joven tiene la "autoestima por los suelos", considera que lo están "abandonando" y solo pide que lo "atiendan como a los demás".

"Porque una persona esté gordita no significa que tengan que depreciarle o atenderle menos, o no darle una habitación", ha dicho la joven tras explicar que aunque ahora está mejor ha pasado una noche "malísima con la mascarilla. No podía respirar y casi se ahoga".

El paciente podía caminar y vivía solo hasta hace dos meses, cuando se le comenzó a hinchar el cuerpo y dejó de caminar, según fuentes familiares, que han indicado que desde entonces ha sido llevado al hospital en cuatro ocasiones.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.