Ir a contenido

CINCO DÍAS DE PERIPLO

El 'Aquarius' llega al puerto de La Valeta

El Gobierno ultima con la Generalitat la acogida de los inmigrantes que asume España

La UE se congratula por este primer acuerdo entre países, pero pide una solución europea

Iolanda Mármol / Beatriz Pérez

Inmigrantes y miembros de la tripulación del Aquarius celebran su llegada al puerto de La Valeta. / DARRIN ZAMMIT LUPI (REUTERS)

Inmigrantes y miembros de la tripulación del Aquarius celebran su llegada al puerto de La Valeta.
El Aquarius a su llegada al puerto de La Valeta.

/

El buque 'Aquarius' ha llegado este miércoles al puerto de La Valeta, en Malta, donde han desembarcado los 141 inmigrantes que transportaba el barco tras el acuerdo alcanzado el martes por la Unión Europea para distribuirse la acogida de los rescatados. Sin embargo, los detalles de cómo se articulará el operativo de reparto están sin cerrar. La capital de Malta actuará como centro logístico y la prioridad al llegar será la atención sanitaria, especialmente la de los menores. Después, serán distribuidos. 

España acogerá a 60 personas, que tienen como destino final Catalunya, pero fuentes de la Generalitat han confirmado a EL PERIÓDICO que, por el momento, se desconoce la fecha de llegada. Francia acogerá a otras 60 personas; Alemania, a 50; Portugal, a una treintena, y Luxemburgo, a cinco. Está por determinar el contingente que aprueba Italia, aunque el ministro del Interior de ese país, Matteo Salvini, no parece muy dispuesto a la acogida. Entre las 141 personas llegadas a Malta se encuentran 73 niños y de ellos 67 son menores no acompañados.

Con todo, la Unión Europea (UE) ha celebrado este miércoles este primer acuerdo mediante el cual cinco estados miembros se harán cargo, voluntariamente, de inmigrantes rescatados del Mediterráneo, al tiempo que ha subrayado que son preferibles soluciones comunitarias ante el fenómeno migratorio.

Hasta ahora, la UE había impulsado un sistema de reparto de refugiados por cuotas que se negaban a aplicar países como los del llamado grupo de Visegrado (Polonia, Hungría, la República Checa y Eslovaquia), quienes piden además mayor control de las fronteras exteriores y crear centros de acogida fuera de la Unión. Pero la crisis del barco 'Aquarius' ha puesto en marcha por primera vez un sistema de reparto voluntario entre países para hacer frente a esas llegadas.

"Compartir responsabilidad"

"Celebro la decisión de las autoridades maltesas de autorizar el desembarco del 'Aquarius'. Esto ha sido posible gracias al apoyo de Francia, España, Alemania, Portugal y Luxemburgo, quienes acordaron cada uno hacerse cargo de una parte de los migrantes a bordo", ha indicado el comisario europeo de Inmigación, quien ha puesto de relieve la "solidaridad" de estos países a la hora de "compartir la responsabilidad".

La Comisión Europea ha coordinado y facilitado los "intensos" contactos en los últimos días para que esto fuera posible, ha explicado, a la vez que ha subrayado que, pese a que la Comisión se ofrece para coordinar este tipo de acciones, es necesario lograr "soluciones sostenibles".

"No podemos confiar en arreglos 'ad hoc'. No es solo responsabilidad de uno o unos pocos Estados miembros, sino de la Unión Europea en su conjunto", ha enfatizado el comisario.

Por su parte, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) se situó en la línea de la Comisión Europea y ha celebrado el acuerdo entre los cinco países, pero ha solicitado, sin embargo, soluciones más "predecibles" para este tipo de desembarques.

"La situación del 'Aquarius' y particularmente el bloqueo de los últimos días demuestra la necesidad de un acuerdo regional que sea claro y predecible sobre dónde pueden desembarcar los pasajeros rescatados", ha indicado ACNUR en un comunicado.

Los servicios de menores en Catalunya, "sobreocupados"

La Generalitat desconoce por ahora cuántos de los 60 inmigrantes del buque 'Aquarius' serán finalmente acogidos en Catalunya, si bien se ha ofrecido a asumirlos a todos, aunque ha advertido de que en el ámbito de menores sus servicios ya están "sobreocupados". Así lo ha asegurado el secretario de Inmigración de la Generalitat, Oriol Amorós, que ha pedido además al Gobierno que dé el mismo trato a los inmigrantes del 'Aquarius' que el proporcionado a los del Open Arms que llegaron en julio pasado: es decir, un permiso de 45 días para tramitar su petición de asilo. El responsable de Inmigración de la Generalitat ha lamentado que el nivel de información sea "prácticamente nulo" y ha advertido de que uno de los "problemas graves" en esta materia es la "falta de transparencia y de información" que impide al gobierno catalán "anticiparse". "Si son rescatados, se les tiene que acoger, pero no puede ser que entre cuatro comunidades acojamos a casi todos, tiene que haber apoyo por parte del Estado, que no redistribuye las ayudas económicas de la Unión Europea (UE)", ha denunciado.

0 Comentarios
cargando