Ir a contenido

CANÍCULA MORTAL

Salut eleva a 11 los fallecidos por la peor ola de calor desde el 2003

La 'conselleria' confirma cinco muertes más: dos hombres y tres mujeres de entre 52 y 81 años

Las atribuye a una situación de "excepcionalidad" que ha afectado, sobre todo, a ancianos y personas sin hogar

Beatriz Pérez

Dos mujeres se refrescan en Barcelona durante la pasada ola de calor.

Dos mujeres se refrescan en Barcelona durante la pasada ola de calor. / RICARD CUGAT

La Conselleria de Salut de la Generalitat ha confirmado cinco muertes más por golpe de calor entre el pasado domingo y el miércoles. Se trata de tres mujeres y dos hombres de entre 52 y 81 años que elevan a 11 los casos de fallecimientos vinculados a la pasada ola de calor en Catalunya, la cual tuvo lugar del 2 de agosto al 7 de agosto. En total, en toda España fallecieron 18 personas por el calor. El año pasado hubo tres olas de calor en territorio catalán, pero no se produjo ninguna muerte por este motivo.

La Agència de Salut Pública de Catalunya (Aspcat) ha confirmado a EL PERIÓDICO que este elevado número de defunciones responde a la "situación excepcional" de calor que se ha vivido y que no existe ningún otro "motivo atribuible". "Todos los fallecidos tenían un factor de riesgo. Eran, mayoritariamente, ancianos y personas sin hogar. Y también había dos personas que trabajaban al aire libre: un jardinero y un albañil", explica Ana Martínez, jefa del servicio de Control Epidemiològic i Resposta a Alertes i Emergèncias de la Aspcat.

La agencia teme que en los próximos días se confirmen nuevas muertes por la ola de calor porque Salut ha hecho una llamada a los hospitales para que se le notifiquen todos los casos que a día de hoy son sospechosos. Martínez confirma, además, que la ola de calor vivida los días pasados ha sido, en algunas zonas de Catalunya, la más intensa desde el verano del 2003, cuando las elevadas temperaturas en Europa (especialmente en Francia) provocaron miles de muertes. 

A raíz de aquella situación, muchas administraciones tomaron medidas. En Catalunya, se aprobó el Pla de Protecció Civil de Catalunya (Procicat) por ola de calor, el cual, según Martínez, "funciona bien". La Aspcat presentará a finales de la próxima semana un informe sobre la ola de calor y un balance y valoración de las muertes confirmadas.

Por su parte, el sindicato Metges de Catalunya (MC) atribuye estas muertes en primer lugar al "calor excepcional" que ha llegado a los 40 grados en algunos rincones. Pero también al hecho de que la población se encuentra en "peores condiciones" que hace años. "La sociedad se ha empobrecido. La nutrición no siempre es la que toca en niños y gente mayor", cuenta Josep Maria Puig, secretario general de MC y nefrólogo en el Hospital del Mar de Barcelona. 

Puig señala, además, otros motivos, como la actual "tendencia a vivir más años con enfermedades crónicas". Y también, la "exhaustiva" demanda de información de las autoridades para obtener "datos fiables". Todos estos factores llevan, según él, a que en Catalunya haya contabilizadas, por el momento, 11 muertes por calor. Este médico no descarta tampoco que la próxima semana salgan a la luz nuevos casos y que se alcancen las "15 defunciones o más".

Altas temperaturas nocturnas

Fuentes del Servei Meteorològic de Catalunya (SMC) explican que la última ola de calor se caracterizó especialmente por las altas temperaturas nocturnas. Además, descartan que esta ola haya tenido algún factor meterológico añadido que haya incidido en la salud de las personas.

"Ha habido más humedad, pero porque las temperaturas han sido más elevadas. Además, tampoco ha habido un cambio brusco de temperatura, porque la última semana de julio fue cálida", dicen estas fuentes. Las mismas confirman que la ola de calor vivida en el Empordà y el Barcelonès fue la peor en los últimos 15 años. En estas zonas, la noches del 4 y 5 de agosto se alcanzaron los 30 grados.

Balance

Entre los cinco casos de muertes por efectos del calor confirmados este viernes figura una mujer de 75 años que murió en Barcelona el 3 de agosto, una de 81 que ingresó por un golpe de calor en el Hospital de Figueres y que falleció el mismo día y otras tres personas que fallecieron en el Hospital Universitari de Bellvitge (HUB) en L'Hospitalet de Llobregat.

Se trata de una mujer de 73 años que ingresó el 5 de agosto y murió al día siguiente, de un hombre de 52 que llegó al mismo centro y pereció el día 6, y de un tercer hombre de 81 años que ingresó en Bellvitge el 7 de agosto y murió el día 8.

Entre las seis víctimas que se habían confirmado anteriormente, dos hombres murieron en el Hospital Joan XXIII de Tarragona (una fue enconcontrada en la calle en Constantí, en Tarragona), uno en el Hospital Clínic de Barcelona, uno en el Hospital Arnau de Vilanova de Lleida, uno en MC Mutual de Tortosa (Tarragona) y otro hombre murió en la vía pública de Barcelona.

El teléfono 061 CatSalut Respon atendió un total de 453 llamadas relacionadas con la ola de calor entre el sábado pasado y este miércoles, incluyendo consultas telefónicas y movilizaciones de recursos del Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM).

La red de vigilancia epidemiológica de Catalunya registra y analiza las notificaciones de los casos sospechosos de golpe de calor atendidos en los centros hospitalarios, así como las defunciones por golpe de calor notificadas por el Instituto de Medicina Legal de Catalunya.

Temas: Calor

0 Comentarios
cargando