Ir a contenido

Cambio de criterio

El Gobierno tratará a los nuevos pasajeros del 'Open Arms' como a los llegados en patera

El Ejecutivo argumenta que ya no necesita conceder permisos humanitarios temporales porque puede resolver los casos con celeridad

La Red Española de Inmigración acusa a Sánchez de "discriminar" a los nuevos pasajeros del barco catalán

Manuel Vilaseró

Inmigrantes recatados en el Barco de Proactiva Open Arms 

Inmigrantes recatados en el Barco de Proactiva Open Arms  / REUTERS / JUAN MEDINA

Los 87 inmigrantes que viajan en el ‘Open Arms’ recibirán a su llegada este jueves al puerto de Algeciras el mismo trato que los llegados en patera. No se beneficiarán de ningún trato especial como el de los 629 pasajeros del Aquarius en Valencia o los 60 del ‘Open Arms’ en Barcelona, que recibieron permisos extraordinarios por razones humanitarias de 45 y 30 días respectivamente.

Durante ese periodo, los recién llegados pudieron meditar con calma si presentaban una solicitud de asilo que, una vez admitida a trámite, garantizaba que entraban en el sistema de protección internacional español. En el caso del ‘Aquarius’ lo hicieron todos menos uno. Ahora dispondrán para ello tan solo de un periodo de 72 horas durante el cual serán retenidos por la policía en un nuevo centro de acogida creado en Algeciras.

La Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado ha acusado al Gobierno de discriminar a los inmigrantes por este trato diferencial.  "Agradecemos que España siga siendo puerto seguro y que sea un muro eficaz ante el populismo de Salvini y Le Pen, pero reclamamos que no provoque una evidente discriminación entre casos que son idénticos", ha afirmado Daniel Méndez, el presidente de esta oenegé formada por entidades, expertos y juristas de diferentes puntos de toda España.

Mecanismos engrasados

La secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, ha negado cualquier discriminación y ha atribuido la diferencia de trato a que el Gobierno ya tiene engrasados los mecanismos para resolver estas situaciones con celeridad.

“El Gobierno ha desarrollado desde la llegada del 'Aquarius' dispositivos de atención y de acogida para actuar en tiempos muy breves con personas que llegan rescatadas del mar. Lo que el 17 de junio era un desembarco excepcional, con personas que necesitaban una valoración, una atención y una gestión que no se sabía el tiempo que iba a durar, es, menos de dos meses después, un procedimiento probado”, ha señalado la secretaria de Estado.

Al igual que ocurrió con los anteriores desembarcos, los que decidan solicitar asilo entrarán en el sistema de protección y aunque no lo soliciten, “si existen circunstancias humanitarias, excepcionales, se valorarán para dar una autorización, no de 45 días, sino de un año”. “Para los que no, se aplicará la ley. Es la normalidad”, ha añadido Rumí.

Si el Gobierno es capaz de resolver con tanta celeridad y sin vulnerar el derecho de los inmigrantes a ser asesorados por un letrado, el resultado final para los inmigrantes puede ser muy similar al de los casos precedentes. Es algo conocido entre los expertos que la inmensa mayoría de los pasajeros de los barcos procedentes de Libia solicitan asilo al llegar a puerto. En este caso, aún más porque su gran mayoría proceden de Sudán, un país con un conflicto bélico interno, informa Julia Camacho.

Últimos preparativos para recibirles

El puerto de Crinavis, en San Roque (Cádiz), ultima este miércoles los preparativos para recibir mañana al barco. Cuando atraque habrá transcurrido una semana desde que el pasado jueves realizaran el rescate frente a las costas de Libia.

En declaraciones a Efe desde el buque, el jefe de operaciones de 'Open Arms', Ricardo Gatti, explicaba el rescate: "Los encontramos de noche, después de que nos pasaran de un mercante la información de su localización. A las dos horas y media los encontramos con mucho miedo de que fuéramos libios".

"Hubo gente -ha relatado Gatti- que hasta se cayó al agua, pero logramos reconducir la situación. Después del primer triaje médico, las condiciones estaban fuera de urgencia, pero llevaban un par de días sin comer y sin beber".

El cansancio y la "carga de sufrimiento" de los inmigrantes ha ido haciendo cada vez más pesada la travesía. Incluso, empezaban a escasear víveres y medicamentos a bordo, por lo que Open Arms reclamó a la Marina que se los proporcionara. En el momento de hablar con Efe, a 230 millas de la Bahía de Algeciras, una embarcación de Salvamento Marítimo con base en Cartagena les estaba proporcionando los víveres reclamados

La situación está controlada, si bien la mayoría de los pasajeros tienen heridas leves. Uno de los más jóvenes incluso tiene un disparo en un dedo del pie, que sufrió hace dos meses, y necesita ser operado.

"Aterrorizados"

"Están aterrorizados. Su gran miedo es que les devuelvan a Libia. Cuando vieron tierra en las costas de Sicilia, tenían el miedo de que les volviéramos a entregar. Pero ya saben dónde estamos. Le vamos informando en todo momento de su situación", comenta Ricardo Gatti a bordo del buque mientras reparten los desayunos.

El miedo se explica por la violencia que han sufrido en el país libio, donde se enfrentan a las mafias que esclavizan y trafican con personas. El jefe de operaciones de Open Arms es claro al respecto: "Es un problema. Hasta los guardacostas libios lo saben y está demostrado que están metidos en el tráfico de personas".

"El pasado lunes -ha recordado Gatti- Italia votó en el Parlamento un decreto ley para donar 12 embarcaciones más a los guardacostas libios para que detecten las barcas y las devuelvan a Libia, algo que está fuera de toda norma internacional".

El barco tiene prevista su llega a la bahía de Algeciras en menos de 24 horas. 

El Colegio de Abogados de Cádiz asistirá a los inmigrantes

El Colegio de Abogados de Cádiz se ha puesto a disposición de la Subdelegación del Gobierno para organizar del modo más eficaz posible la asistencia letrada de los 87 inmigrantes. "Debe prestarse desde el mismo momento de su llegada a territorio español, en las mismas condiciones y régimen jurídico se ha aplicado en las situaciones precedentes de Valencia y Barcelona", han indicado. En un comunicado, la entidad gremial ha pedido que "el mismo tratamiento que se dispense a los extranjeros que lleguen en el buque Open Arms se haga extensivo a la totalidad de los extranjeros que en los últimos tiempos están llegando al territorio español de manera irregular por puesto no fronterizo a través de nuestras costas, a fin de evitar que se produzcan situaciones discriminatorias entre unos y otros".

0 Comentarios
cargando