Ir a contenido

El Gobierno derogará los recortes en las aulas en el curso 2019-2020

Las autonomías del PP critican "falta de compensación económica" para aumentar la plantilla de profesores

El Ejecutivo eliminará el incremento del número de alumnos por clase y de las horas lectivas del personal docente

Patricia Martín

La ministra de Educación, Isabel Celaá, en la conferencia sectorial de educación. 

La ministra de Educación, Isabel Celaá, en la conferencia sectorial de educación.  / Efe / Mariscal

El Gobierno sigue adelante con sus planes de acabar con los recortes introducidos en la educación no universitaria por el Ejecutivo del PP, pese a que las comunidades conservadoras mostraron este lunes su oposición a la introducción de cambios en las aulas sin compensación económica. Por ello, abandonaron la reunión en la que la ministra, Isabel Celaá, les informó de los detalles del anteproyecto de ley que entrará en vigor el curso 2019-2020 y derogará el real decreto de medidas urgentes de racionalización de gasto público en el ámbito educativo. 

En concreto, el Ejecutivo de Pedro Sánchez prevé dar marcha atrás en tres medidas muy discutidas por la comunidad educativa: la posibilidad de elevar los ratios de alumnos por aula hasta un 20%, el incremento de la jornada lectiva hasta 25 horas en educación infantil y 20 horas en las restantes enseñanzas, y el plazo de diez días para que un profesor interino sustituya a un docente de baja. Algunas de estas medidas ya se habían comenzado a revertir en algunas comunidades dado que, según justificó la ministra, el "real decreto minó la educación" y vino "ligado a una coyuntura excepcional", la crisis, cuyas "circunstancias ya han desaparecido", por lo que se hace "imperativo reestablecer la situación anterior".

"Yo invito, tú pagas"

Los consejeros del PP expresaron que compartían las medidas pero abandonaron la reunión sectorial para expresar su disconformidad con las "formas", al considerar que no han sido suficientemente consultados, y por la falta de financiación para aumentar el número de profesores, que es en lo que se traduce los cambios. "Yo invito y tu pagas" es la filosofía del Gobierno, lamentó el consejero gallego, Román Rodríguez. 

Si bien, el Ejecutivo rechazó esta crítica con el argumento de que se devuelve a las regiones la posibilidad de decidir si se incrementa o no el cuerpo docente, no se les obliga a hacerlo. Por ello, el anteproyecto seguirá los cauces de consultas con la previsión de entrar en las Cortes en septiembre u octubre