Ir a contenido

LOS DATOS DESMIENTEN A CASADO

No hay 'efecto Aquarius'

Las cifras de llegadas muestran que el aumento de la presión migratoria sobre España comenzó en el 2013 y se disparó en el 2016

Unos 400 inmigrantes subsaharianos logran acceder a Ceuta tras un salto masivo a la valla fronteriza, el pasado mes de julio.

Unos 400 inmigrantes subsaharianos logran acceder a Ceuta tras un salto masivo a la valla fronteriza, el pasado mes de julio. / REDUAN (EFE)

No existe el ‘efecto Aquarius’. La teoría alentada por el PP según según la cual las llegadas de inmigrantes a España se habrían disparado por el 'efecto llamada' que generó la acogida de los náufragos que estaban a la deriva en el Mediterráneo o por el anuncio de la retirada de las concertinas de las alambradas de Ceuta y Melilla no se sostiene cuando se contemplan las cifras de llegadas de los últimos años. Según esos datos, a los que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, el aumento de la presión migratoria en España comienza mucho antes, en concreto el 2013, y se dispara entre el 2016 y el 2017, es decir, el verano pasado.

Así, mientras que a las costas españolas llegaron en el 2016 unas 8.162 personas, esa cifra se disparó en el 2017, cuando llegaron 21.989 inmigrantes, lo que supone un 269% más. Una tendencia al alza que este año incluso se ha intensificado. Así, si entre el 1 de enero y el 25 de julio del 2017 llegaron por vía marítima a España 7.859 personas; este año, entre esas mismas fechas, han llegado 18.721, lo que implica un aumento del 239%.

También han aumentado las entradas por vía marítima a Ceuta (263 personas por 60 año pasado, un 338% más), a Melilla (478 por 181, un 164% más) y a Canarias (454 por 113, un 301% más).

Cifras similares en Ceuta

Mediante asaltos a la frontera terrestre, en Ceuta se mantienen las mismas cifras que el año anterior, cuando por estas fechas habían entrado 1.297 inmigrantes. En lo que va de 2018, han entrado por esa vía alrededor de 1.300 personas. En Melilla, a través de la frontera ha habido 2.671 llegadas este año, un 34% más que el año anterior.

Fuentes del Gobierno insisten en que “no hay efecto llamada” y denuncian que el Gobierno del PP no prestó atención ni actuó para prevenir un cambio de dinámica que consolidaba a España como una de las principales puertas de entrada de inmigrantes a Europa.

Nuevo centro de acogida

Desde el Ejecutivo se destaca que, ante el aumento de la presión migratoria, se ha habilitado , un Centro de Acogida Temporal de Extranjeros que ha adentrar en funcionamiento en los próximos días. Además, se destacan las visitas que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha hecho a Marruecos y a Argelia para tratar con sus homólogos el fenómeno migratorio.

0 Comentarios
cargando