Ir a contenido

Sánchez ultima un plan de choque para mejorar la acogida de los inmigrantes

El dinero presupuestado por el PP para atender las llegadas está a punto de agotarse

Hasta julio entraron en España 19.997 personas, aproximadamente la cifra prevista para todo el 2018

Patricia Martín

Inmigrantes rescatados de una patera, en el puerto de Tarifa (Cádiz), el viernes.

Inmigrantes rescatados de una patera, en el puerto de Tarifa (Cádiz), el viernes. / A Carrasco Ragel

El Gobierno aprobará en breve un plan de choque para hacer frente al aluvión de llegadas de inmigrantes, dado que se ha encontrado con que el dinero presupuestado por el PP para el 2018 está a punto de agotarse, debido a que ya se han superado el flujo de migrantes previsto para todo el año. 

Según el último balance publicado por el Ministerio del Interior, a 13 de julio habían llegado a España 19.997 personas, 9.246 más (86%) que en el año anterior. De ellos, 16.872 llegaron por medio de embarcaciones, un 120% que en el mismo periodo del 2016. Solo el pasado lunes, salvamento marítimo y la Guardia Civil rescató a medio millar de personas en las costas andaluzas.

Ante el aluvión de llegadas, la ministra de Empleo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, junto a la secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumi, ha adelantado este martes, en un encuentro informativo con medios de comunicación, que el Gobierno está trabajando en un "plan de refuerzo inmediato" destinado a fortalecer los recursos que reciben las oenegés que, mediante un convenio con el Ejecutivo, trabajan en la acogida de los inmigrantes, especialmente la Cruz Roja. 

Atención humanitaria y centros de acogida

Fuentes de su departamento han indicado que se doblará el dinero presupuestado en tres partidas concretas y que ya están a punto de agotarse: la atención a pie de playa o puerto, la atención humanitaria y los centros de acogida y derivación.

Y es que el Ejecutivo prevé que las llegadas, especialmente a las costas andaluzas, se incrementen aún más en agosto y septiembre, entre otros motivos por el rechazo frontal de Italia a acoger migrantes, con el cierre completo de sus puertos a las pateras e embarcaciones de las oenegés de salvamento. 

Además, ante el incremento exponencial de solicitudes de asilo, el Ministerio del Interior va a aumentar la oferta de empleo público para reforzar las oficinas donde se tramitan las solicitudes, así como los centros donde se ofrece ayuda humanitaria. 

En este contexto, el Gobierno también se ha fijado como objetivo mejorar la ayuda que reciben los españoles residentes en el exterior. A corto plazo, se está trabajando para resolver la situación de entre 3.000 y 5.000 pensionistas que viven en Argentina y que han visto desminuido su poder adquisitivo por la devaluación de la moneda. Asimismo se trabaja para dar respuesta a un grupo de españoles que viven en Venezuela y a los que el país no está abonando sus pensiones.