Ir a contenido

Verano tranquilo en los bosques

Un año húmedo mantiene los fuegos a raya este verano en Catalunya

El conjunto de España también registra el mejor año de la década en materio de incendios

Óscar Hernández

Pequeño incendio forestal en Llançà, el pasado 14 de junio.

Pequeño incendio forestal en Llançà, el pasado 14 de junio. / Bombers de la Generalitat

Una primavera y un verano especialmente lluviosos han bajado el riesgo de incendio forestal hasta límites récord en Catalunya y en toda España, lo que ha convertido los meses de junio y julio en atípicos en materia de fuegos. De hecho, cuando ya ha transcurrido una tercera parte de la temporada estival de incendios (del 15 de junio al 15 de septiembre, como las vacaciones escolares) esta está siendo la de menos hectáreas quemadas de la última década. En toda España han ardido unas 10.000 hectáreas, una cuarta parte de lo que ha quemado como media en los primeros siete meses en estos 10 años. 

Asier Larrañaga, subinspector del Grup de Recolzament d’Actuacions Forestal (GRAF) de Bombers de la Generalitat, especializado en incendios forestales, explica que "este verano y esta primavera con lluvias han ayudado a que la vegetación no esté estresada y actúe como barrera”. Pese a ello, este experto evita ser triunfalista: “Aún queda mucho verano y todavía puede producirse un incendio importante si suben mucho las temperaturas y hay mucho viento”.

Ayuda de Bombers a Dinamarca

El GRAF tienen tal nivel de preparación en la lucha contra el fuego forestal –son los expertos en técnicas novedosas como los cortafuegos– que su máximo responsable,  Marc Castellnou, ha tenido que viajar esta semana a Dinamarca para asesorar a sus servicios contraincendios en los fuegos que sufren este  verano excesivamente seco y caluroso, con 50 días seguidos sin lluvia. “Nosotros tenemos mas experiencia en Catalunya en fuegos forestales y les podemos dar una visión estratégica para abordarlos”, apunta el especialista.

Otro experto, David Montserrat, técnico del Servei de Prevemció d’Incendis Forestals de la Conselleria d’Agricultura, Ramaderia i Pesca, también alude a las causas meteorológicas para justificar este verano sin fuegos forestales. "La sequía está en Catalunya por debajo de lo habitual, aunque un solo episodio podría pulverizar la estadística”.

Esta humedad garantiza de momento un verano sin sobresaltos en las comarcas que tradicionalmente han sufrido los peores fuegos forestales, como el Bàges, el Berguedà, la Anoia o el Solsonès. “Sin embargo  sí que hay algo de riesgo en comarcas de Tarragona como TerraAlta, Ribera d’Ebre y Tarragonès", precisa Montserrat.

Un solo fuego  importante  y de 25 hectáreas

De hecho este verano solo se ha producido un incendio importante en Catalunya, el registrado en Vilopriu el pasado 4 de julio y en el que solo ardieron 25 hectáreas. En el verano del año pasado se registraron varios fuegos de más de 100 o 200 hectáreas. Hay que tener en cuenta que una hectárea equivale a una manzana del Eixample barcelonés.  Los veranos  más trágicos se han llegado a quemar miles de hectáreas en un solo fuego.

En el conjunto de España el balance es también positivo. Los incendios forestales han calcinado 9.947,82 hectáreas en España en lo que va de año, lo que supone un descenso del 77,9% en comparación con la media de la última  década y la cifra más baja del decenio, a lo cual ha contribuido este verano atípico de tormentas fuertes casi diarias en el norte peninsular y temperaturas normales sin olas de calor.

Los datos provisionales proporcionados por las comunidades autónomas al Ministerio de  Agricultura, Pesca y Alimentación, recogidos por Servimedia, indican que entre el 1 de  enero y el 15 de julio de este año se han quemado 9.947,82 hectáreas, cuando la media de la década en ese mismo periodo es de 44.975,52.

De las hectáreas calcinadas este año, que suponen un 0,036% del territorio nacional, un total de 1.265,62 corresponden a vegetación herbácea (pastos y dehesas) y el resto a vegetación leñosa, concretamente 7.036,28 hectáreas de matorral y monte abierto, y 1.645.92 de superficie arbolada.

0 Comentarios
cargando