Ir a contenido

BATALLA EN EL TRANSPORTE TERRESTRE

Fomento se abre a ceder el control de las VTC a las autonomías

El ministerio convoca al Ayuntamiento de Barcelona y al sector del taxi a una "reunión técnico-jurídica"

El TSJC suspende cautelarmente la norma metropolitana que ponía coto a las 'apps' Uber y Cabify

Carlos Márquez Daniel

Taxis esperan en Plaza Catalunya

Taxis esperan en Plaza Catalunya / JOAN PUIG

El Gobierno de Pedro Sánchez parece dispuesto a abordar la batalla del taxi y las VTC con un martillo en una mano y una rosa en la otra. Por un lado, presentando un recurso contra la normativa que pretendía poner coto al alquiler de vehículos con conductor en el área metropolitana de Barcelona. Por el otro, prometiendo diálogo, convocando a todos los implicados a una “reunión técnico-jurídica” y abriendo la puerta a debatir “una posible transferencia de esta competencia a las Comunidades Autónomas”.

El miércoles se hacía público el recurso del Abogado del Estado al reglamento aprobado a finales de junio por el Área Metropolitana de Barcelona (AMB). El texto, impulsado básicamente por el gobierno de Ada Colau, pretendía poner freno al aluvión de VTC en la capital catalana, un caramelo para las aplicaciones Uber y Cabify. Fomento, sin embargo, considera que es su obligación “defender el marco competencial vigente”, y por eso decidió presentar un recurso en el contencioso-administrativo y solicitar la “suspensión urgente” de la normativa. Ese recurso reclamaba la suspensión de la norma metropolitana, y eso es precisamente lo que ha hecho el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) este mismo jueves, aunque asumiendo la reclamación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

En su auto, el TSJC que la entrada en vigor de la normativa barcelonesa puede "derivar en daños y perjuicios difíciles de restañar aún en la hipótesis de una sentencia estimatoria firme" y supondría la "claudicación o pérdida automática de vigencia de buena parte de las autorizaciones VTC que operan en la actualidad". El vicepresidente de Movilidad y Transportes del AMB, Antoni Poveda, ha lamentado la decisión del TSJC, que el próximo jueves ha citado a las partes para decidir si mantiene la suspensión. 

Voluntad de diálogo

Sabedor del ruido que puede hacer el taxi cuando está enfurecido, el ministerio intentará calmar los ánimos con una reunión con las VTC, el taxi y el consistorio barcelonés. El objetivo: “Explicar el contenido del informe emitido por el Abogado del Estado, en el que resuelve que el reglamento invade las competencias estatales en materia de licencias VTC”. Esa voluntad de diálogo, de explicar el recurso a través de argumentos jurídicos, chocará de frente con el colectivo del taxi, que más que un asunto legal, considera que está en juego su modo de vida y su supervivencia. A través de una nota de prensa, Fomento se muestra “abierto al debate de una posible transferencia de esta competencia a las Comunidades Autónomas, para lo cual debería existir un amplio consenso”. De hacerse de esta manera, sería menester impulsar una ley orgánica que lo permitiera.

Los taxistas, ante el veto del Gobierno a la norma metropolitana que perseguía mantener (o acercarse) al equilibrio de una VTC por cada 30 taxis, han convocado un paro de 12 horas el 25 de julio (de 6 a 18 horas). Ese mismo día se manifestarán por la mañana ante la Delegación del Gobierno. Promete ser una jornada movida.

Temas: Taxis