Ir a contenido

POLÉMICO PROYECTO URBANÍSTICO

Tensión en Castelldefels por la tala de la pineda de El Castell

La policía desalojado a los vecinos que acampaban en defensa de la zona verde

Felipe Valenzuela

Agentes de la policía desalojan a los acampados en la pineda del Castell, en Castelldefels. / Plataforma Defensem el Castell

Agentes de la policía desalojan a los acampados en la pineda del Castell, en Castelldefels.
Un agente contempla la tala de árboles en la pineda de El Castell de Castelldefels.

/

Jueves de tensión en Castelldefels. Tras otorgar el permiso de urbanización, el ayuntamiento tiene previsto conceder la licencia de obras que permitirá edificar seis edificios en la pineda situada junto al Castell, luna zona verde del municipio, por lo que la empresa adjudicataria se ha puesto ya manos a la obra iniciando la tala de los árboles del terreno en medio de la protesta vecinal.

La jornada ha empezado mal para los contrarios a este controvertido proyecto urbanístico. Agentes de la policía municipal y de los Mossos han desalojado a primera hora de la mañana a los vecinos que llevaban acampados desde el pasado 8 de julio en defensa de la zona verde. Poco después han empezado los trabajos de tala y se ha agudizado el conflicto. Aunque miembros de la plataforma avisaban de la detención de tres personas, según Mossos, ha sido detenida solo una. El ayuntamiento, propietario del 45% de los terrenos, se ha desentendido del desalojamiento alegando que era propiedad privada y recordando que había una orden judicial para retirar la acampada. "Los trabajos han comenzado tras el desalojo de un grupo de personas que se estaban acampadas para evitar la entrada de los operarios", ha explicado el consistorio en un comunicado.

Según los vecinos, 60 agentes de Mossos y policía local distribuidos en varias decenas de vehículos, han procedido a desalojar a los acampados y a supervisar la tala del bosque, que ha sido inmediata por parte de operarios de la empresa constructora. Ecologistes en Acció y Defensem el Castell han compartido varios vídeos donde se ve a los agentes desalojando y deteniendo a los manifestantes y también dificultando la grabación del material.

Por su parte, el Ayuntamiento de Castelldefels ha compartido un vídeo en Twitter donde defiende la urbanización de la zona. Según el consistorio, se ganarán 740 metros cuadrados en espacios verdes, se ampliará el espacio urbano, con más aceras y plazas de párking y se destinarán 100 pisos a viviendas sociales.  

El consistorio afirma que la construcción de los bloques de viviendas "ha requerido la tala de 29 árboles". De acuerdo con el ayuntamiento, se edificarán dos edificios de cinco plantas para destinarlos a alquiler libre, "en ningún caso de alquiler turístico". Según vecinos del municipio, en la reunión con la administración el pasado martes, la concejala de Servicios SocialesIsabel Cabello Monje, "se levantó de la mesa al no ser capaz de contestar al tipo de vivienda de protección oficial que estaba previsto llevar a cabo".

El polémico proyecto estaba previsto desde el 2008, pero con la crisis se paralizó y se cambió de promotora. Sin embargo, no fue hasta hace un par de semanas cuando la nueva empresa, Santiveri Turisme, propietaria del 55% del terreno, decidió retomar la iniciativa para construir seis bloques de viviendas y un aparcamiento. El ayuntamiento que dirige la socialista Maria Miranda ha concedido la licencia de urbanización y ha indicado que si no otorga el permiso para construir, debería indemnizar a la constructora con 40 millones de euros.

Los vecinos, con el apoyo de Cs y del PP

El tema se debatirá a las siete de la tarde en un pleno municipal que se prevé caliente. Los vecinos, que cuentan con el apoyo de Ciutadans y el PP, han convocado una concentración a las puertas del consistorio a las seis y tienen intención de intervenir en la sesión plenaria. Hasta este miércoles también tenían el de ERC pero en las últimas horas los republicanos se han desmarcado de un intento de moción conjunta. Los vecinos acusan al grupo político de reunirse con la constructora en lugar de tratar con ellos.

El consistorio ha vallado la plaza de la Església, donde se encuentra el edifico, por temor a la concentración prevista.

Temas: Castelldefels