ciencia

Helechos

Son unas 10.000 especies muy diversas y ahora nos llegan los primeros genomas

Helechos gigantes en un parque de Portugal.

Helechos gigantes en un parque de Portugal.

1
Se lee en minutos
Pere Puigdomènech

En nuestros bosques, sobre todo en las zonas más húmedas, encontramos helechos. Son plantas que se extendieron por el mundo antes de que aparecieran las plantas con flores, que son las más abundantes actualmente. Han demostrado poder adaptarse a diferentes entornos y competir con las nuevas plantas. Son unas 10.000 especies muy diversas. Nos llegan los primeros genomas.

Las plantas habían comenzado a poblar la superficie del planeta hace unos 500 millones de años cuando aparecieron también los primeros animales parecidos a los actuales. Desde aquel periodo hasta hace menos de 100 millones de años, cuando los grandes reptiles poblaban la Tierra, las plantas no tenían flores como las actuales. Musgos, plantas con flores sencillas y helechos formaron una densa capa de vegetación. Aunque actualmente, los helechos, plantas que tienen un sistema vascular pero que se reproducen por esporas, forman el grupo de vegetales más abundante después de las plantas con flores.

Noticias relacionadas

El genoma de un par de especies de helechos lo ha obtenido un consorcio internacional que comenzó su trabajo por el sistema de captación de fondos por internet, lo que puede indicar que estas especies no tienen un gran número de aplicaciones. Pero sí tienen un interés científico para entender la evolución de las especies. Una de las que han escogido es un helecho de agua, especie flotante que tiene un genoma no muy grande y que tiene la particularidad de vivir en simbiosis con una bacteria que fija el nitrógeno. Es una de las plantas que crece más rápidamente y uno de sus 20.000 genes nos informa de que es una de las primeras plantas que producen sustancias relacionadas con el colesterol.

La otra es un helecho de una familia diferente y que tiene un genoma aún más pequeño (10 veces menor que el genoma humano), lo que facilita su estudio y permite compararlos. Los helechos no han sido muy utilizadas en agricultura y algunas son tóxicas, pero son habitantes importantes de nuestro entorno y llevan en su genoma parte de la historia de nuestro planeta.