Ir a contenido

VUELTA DE LA POLÉMICA

Las chapas sexistas reaparecen en los Sanfermines

Este año, Pamplona había prohibido expresamente la venta de este material, requisado y denunciado en el 2017

Vendedores ambulantes siguen ofertándolas en las inmediaciones de la plaza del Castillo, sobre todo por la noche

Beatriz Pérez

Venta ambulante de chapas con mensajes sexistas, el viernes por la noche en la calle de la Chapitela de Pamplona.

Venta ambulante de chapas con mensajes sexistas, el viernes por la noche en la calle de la Chapitela de Pamplona. / DANNY CAMINAL

"Chupar y callar". "Aquí mandan mis huevos". "Tu culo será mío". "Llevo la bragueta abierta". "Hoy nos liamos y lo sabes". "Tú sigue leyendo mientras yo te miro las tetas". "[Soy] Rubia natural. Háblame despacio". "Además de guapa, soy morena". "Fóllame". Son solo algunos de los lemas (a todas luces machistas y que, en algunos casos, lanzan un mensaje descarnado del acto sexual) inscritos en chapas que, durante estos Sanfermines, se están vendiendo en los alrededores de la plaza del Castillo, en el centro de Pamplona.

Las ofertan vendedores ambulantes (especialmente durante la noche) que saben bien cómo escabullirse de la Policía Municipal de Pamplona, pues el año pasado, cuando las chapas también generaron polémica, el cuerpo requisó estos objetos. La Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres las denunció entonces ante la Fiscalía, quien acabó archivando la denuncia porque no apreció delitos de odio.

Pero este año las chapas han reaparecido. Colectivos feministas como Andrea y Lunes Lilas desconocían su regreso y fueron avisados ayer por la noche por EL PERIÓDICO, cuyos periodistas presentaron una incidencia en el punto de información de agresiones sexistas que el ayuntamiento tiene en la plaza del Castillo durante estas fiestas. A mediodía de este sábado, era la única incidencia presentada al respecto. Según ha explicado a este diario Ana Gil, coordinadora del Área de Igualdad y LGTBI del Ayuntamiento de Pamplona, el hecho se ha comentado esta mañana en la Junta de Prevención.

Prohibidos los mensajes sexistas

Precisamente una de las novedades de este año del bando de San Fermín (un conjunto de normas para el buen desarrollo de las fiestas) es que prohíbe expresamente la venta de material con contenidos sexistas. Dedica a este punto su disposición décima, que recoge lo siguiente: "Se prohíbe la venta de materiales (camisetas, chapas, etcétera) con mensajes y/o lemas sexistas. En caso de detectarse esta venta podrá ordenarse su retirada y/o ser decomisados sin posterior devolución. Esta medida tiene por objeto fomentar la responsabilidad de todas y todos por el desarrollo de unas fiestas libres de agresiones sexistas".

Se prevé que estas chapas vuelvan a ser requisadas por la policía en las próximas horas. Son productos ilegales que desvirtúan la imagen real de los Sanfermines, la fiesta de la que los pamplonicas tan orgullosos se sienten. En Pamplona, de hecho, el movimiento feminista es muy fuerte y lleva décadas trabajando por la igualdad real y la no discriminación. Desde el 2014, en San Fermín, las feministas trabajan con el ayuntamiento. Juntos han realizado la campaña antiagresiones machistas, de la cual la mano roja es su símbolo más reconocible.

El objetivo, entre otras cosas, es luchar contra la mala imagen de la fiesta que se dio aquel año cuando fueron publicadas unas fotografías de mujeres semidesnudas siendo manoseadas por grupos de hombres en pleno Chupinazo. Dieron la vuelta al mundo. Pero Pamplona no tolera estas actitudes. Como tampoco tolera estas chapas.

0 Comentarios
cargando