LA LLEGADA DE INMIGRANTES

Una residencia para deportistas albergará a los inmigrantes del 'Open Arms'

La sede de Esports en Esplugues del Llobregat se reaprovecha durante las vacaciones escolares

Así es la residencia Joaquín Blume, donde se alojarán 50 de los 60 inmigrantes rescatados por Open Arms que llegarán a Barcelona. / EFE

Se lee en minutos

La Residència Joaquim Blume de Esplugues de Llobregat, destinada a deportistas y propiedad de la Secretaria General de l’Esport de la Generalitat, acogerá a 50 hombres del total de 60 inmigrantes rescatados por el barco Open Arms en aguas del Mediterráneo y que este miércols llegarán al puerto de Barcelona. La residencia estudiantil, paso previo al ingreso de deportistas en el Centre d’Alt Rendiment de Sant Cugat, está vacía estos días con motivo de  las vacaciones escolares, lo que permite su reaprovechamiento como centro de acogida temporal de inmigrantes durante este verano.

Este nueva residencia para inmigrantes recién llegados, que serán acogidos y atendidos por la Creu Roja, dispone de 140 plazas y modernas y cómodas instalaciones, que incluyen dormitorios de dos a cuatro camas, comedor, sala de estudios y otra de estar con billar y pantalla grande de televisión, además de los jardines que rodean el edificio. El inmueble está ubicado en la avenida de los Països Catalans, a pocos metros de la entrada a Barcelona por la Diagonal, en el límite con Esplugues y justo enfrente de una parada de autobuses.

Oriol Amorós, secretario general de Igualtat. Migracions i Ciutadania de la Generalitat, que presentó ayer este nuevo equipamiento a los periodistas, explicó que el centro será utilizado durante todo el verano para acoger no solo a los inmigrantes que lleguen en barco, como los traídos por el Open Arms, sino también a los que proceden de la denominada frontera sur (a través del Estrecho) e incluso a los menores no acompañados que entren ahora en Catalunya.

Como en otros puertos

Los recién llegados serán atendidos en primera instancia por voluntarios de Creu Roja, que les cubrirán sus necesidades básicas: alimentos, ropa, higiene, asistencia sanitaria y psicológica y también les ayudarán con los trámites que necesiten para su regularización. Enric Morist, coordinador de Creu Roja, agradeció la colaboración con las distintas administraciones a la hora de facilitar medios para la asistencia de los rescatados. «Esto es una crisis humanitaria global», subrayó . Añadió que el dispostivo previsto para los 60 nuevos inmoigrantes del Open Arms «es similar a otros que s ehan hecho en otros puertos».

Con el mismo grupo de inmigrantes del Open Arms, además de los 50 varones viajan cinco mujeres y cuatro menores de edad, dos de ellos sin acompañantes adultos, que serán trasladados a otros equipamientos de la cuidad de Barcelona, que no fueron revelados.

Noticias relacionadas

En otras ocasiones,según fuentes de Creu Roja, los inmigrantes han pernoctado momentáneamente en inmuebles municipales como el Centre d’Acollida Nocturna d’Emergències (CANE), en el barrio de El Camp de l’Arpa del Clot, que tiene 75 plazas y que durante el invierno alberga a personas que carecen de vivienda para evitar que resultemn afectados gravemente por el frío. El Centre d’Urgències i  Emergències Socials de Barcelona (CUESB), en Poblenou, es otro d elos lugares habilitados. Amorós adelanto ayer que está previsto dedicar un inmueble de forma permanente a estas labores.

El teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Asens, remarcó ayer la colaboración entre administraciones local, autonómica y estatal . Y  subrayó que es una oportunidad para reivindicar el papel de Barcelona como «un puerto seguro en defensa de la vida y en contraste con las políticas de la muerte de Matteo Salvini en Italia».