Ir a contenido

La víctima de la agresión de Molins declaró que fue violada por cinco jóvenes

Tres de los acusados admiten que mantuvieron relaciones sexuales con la joven pero aseguran que fueron consentidas

En Palamós, el chico de 15 años detenido por violar a una menor de esta edad ha ingresado preventivamente en un centro de menores

G. Sànchez / J. G. Albalat

Manifestación frente al Ayuntamiento de Molins de Rei contra la violación de una chica a la salida de una discoteca del municipio. / ÀLEX RECOLONS (ACN)

Manifestación frente al Ayuntamiento de Molins de Rei contra la violación de una chica a la salida de una discoteca del municipio.
Manifestación frente al Ayuntamiento de Molins de Rei contra la violación de una chica a la salida de una discoteca del municipio.

/

Los acusados de la agresión sexual en grupo que los Mossos d'Esquadra investigan en Molins de Rei (Baix Llobregat) el pasado 19 de mayo alegaron ante la jueza de Sant Boi -donde se instruye el caso-, que ha acordado dejarlos en libertad provisional, que las relaciones fueron consentidas por la víctima. Así consta en los autos dictados por la juez titular del juzgado de instrucción número 1 de Sant Boi en la que acuerda, a petición de la Fiscalía, medidas cautelares como la retirada del pasaporte y la entrega de sus teléfonos móviles.

Según la víctima, sobre las 6 de la mañana del pasado 19 de mayo, a la salida de una discoteca, apareció un coche con cinco ocupantes, dos de las cuales "violentamente la cogieron y la introdujeron dentro del maletero" y la trasladaron a un descampado, donde la forzaron a mantener relaciones sexuales. En su relato asegura que los cinco llegaron a penetrarla vaginalmente y que, algunos de ellos, también la obligaron a practicarles una felación.  

Tras producirse la agresión, los presuntos agresores "la dejaron abandonada" en las inmediaciones de la estación de ferrocarriles de la localidad, donde pidió ayuda a una persona que se encontraba en las inmediaciones que, en calidad de testigo, declaró que la joven se mostraba "asustada, desorientada y avergonzada", que tenía las medias rotas y que se cubría el torso con una chaqueta. Entonces se avisó a los Mossos d'Esquadra. Eran las 11.00 horas del 19 de mayo. 

Tres de los detenidos, sin embargo, sostienen que la joven tuvo relaciones sexuales con ellos "de manera consentida" y tras "beber y divertirse". Según los acusados, cuatro de los cuales fueron detenidos la semana pasada, la chica se subió de forma voluntaria al vehículo en el que circulaban y fue a desayunar con ellos a un establecimiento donde se comportaron todos de forma "amigable y divertida".

En el auto, la juez resalta que la chica no identificó a ninguno de los acusados en la rueda de reconocimiento y que se limitó a aportar detalles físicos sobre alguno de ellos como la figura de un tatuaje. Los acusados declararon la semana pasada ante el juzgado de instrucción de Sant Boi estando la causa bajo secreto de sumario y, por lo tanto, sin conocer datos sobre la investigación.

La juez ha determinado las medidas cautelares solicitadas por la Fiscalía, que son libertad provisional, retirada de pasaporte, comparecencias periódicas para cinco de los investigados, orden de alejamiento de la víctima y prohibición de comunicación con ella por cualquier medio, así como el depósito de los terminales telefónicos para comprobar si existieran elementos de valor para la investigación

Conmoción en el Baix Llobregat

La agresión sexual investigada ha conmocionado la comarca del Baix Llobregat. El episodio ocurrió durante la madrugada del 18 al 19, del viernes al sábado, a la salida de la discoteca Be Disco, ubicada en Molins de Rei. Tras la supuesta agresión sexual, los jóvenes abandonaron a la víctima en los aledaños de la estación de Ferrocarrils de Sant Boi de Llobregat. Pero los Mossos d’Esquadra no practicaron las detenciones de los seis sospechosos hasta la semana pasada y los alcaldes de Molins y de Sant Boi no se enteraron del caso hasta ayer lunes, por la prensa.

Tanto Lluïssa Moret, alcaldesa de Sant Boi, como Joan Ramon Casals, de Molins, han decidido sumarse este martes a las concentraciones de condena contra la agresión sexual sufrida por la joven, convocadas por el Consell Comarcal del Baix Llobregat, y que se han celebrado frente a las plazas consistoriales de los municipios de la demarcación. Porque no se trata de un delito que concierna "ni a Sant Boi ni a Molins", sino de un problema "global", subraya Moret, que apelando a la trayectoria "feminista" de su equipo de gobierno denuncia que la violencia de los hombres en grupo guarda relación con una voluntad machista de "control y sometimiento" de la mujer.

La agresión de menores en Palamós

En Girona, el menor detenido por violar a una chica en Palamós (Baix Empordà) ha ingresado ya en un centro de menores y el otro implicado -también menor- ha quedado en libertad bajo responsabilidad de sus tutores legales, según ha informado la agencia ACN. Los dos adolescentes, que tienen 14 y 15 años, han declarado este lunes ante la fiscalía de menores en funciones de guardia de Girona.

Tras escuchar su versión, la fiscalía solicitado el ingreso en el centro para el supuesto autor material. La juez de menores avaló esta medida cautelar. El otro arrestado ha quedado en libertad.

La agresión sexual tuvo lugar sobre las cuatro de la madrugada del día de San Juan, a escasos metros de la zona de la playa de Palamós donde están instaladas las barracas de la fiesta mayor (y donde se celebraba la verbena ). La víctima, una adolescente de 15 años, se encontraba en un edificio en obras cuando el agresor –presuntamente- la abordó, la amenazó y la violó.

Mientras la agredía sexualmente, llegó al lugar el segundo detenido, que no tomó parte activa en la violación pero tampoco hizo nada para detenerla. Después de agredir sexualmente a la joven, los dos arrestados se fueron juntos del lugar y la menor pudo avisar a los Mossos, que los detuvieron poco después.

Temas: Molins de Rei