Ir a contenido

COMUNICADO VIRAL

Las integrantes de las Furias, agredidas por un grupo de manifestantes contra 'La Manada'

El concierto de la banda en Vitoria coincidió con una acción de protesta por el fallo judicial que dejó en libertad provisional a 'La Manada'

Luis Benavides

Las furias, en un concierto.

Las furias, en un concierto. / FACEBOOK

“¡Ojalá os hubieran violado a vosotras!”. Esta desagradable frase y muchas otras tuvieron que escuchar las tres componentes de Las Furias, una banda de punk rock afincada en Barcelona, durante su actuación en la plaza de la Virgen Blanca de Vitoria el pasado viernes, 21 de junio. Y es que su participación en el Osteguna Rock Festival coincidió con una manifestación de protesta por el fallo judicial que dejaba en libertad provisional bajo fianza de 6.000 euros a los cinco jóvenes del grupo autodenominado ‘La Manada’.

Onne Wan, Barbarella y Mary Katherin, como se hacen llamar en el escenario, vivieron posiblemente uno de sus momentos más duros como banda, formada en el 2007. “Estamos muy tristes por lo sucedido ayer en Vitoria. Hemos sido agredidas en el escenario, físicamente (bajo roto) y verbalmente”, explican en un comunicado que ya se ha viralizado en Facebook con unos 360 comentarios y más de 600 compartidos.  

Según la versión de la banda, los responsables del festival en el que participaban les informaron “un minuto antes de comenzar a tocar” que la organización de la manifestación se había dirigido a ellos “de muy malas formas y sin posibilidad de negociar” para que hicieran 30 minutos de silencio a las 20.00 horas.

“Cuando me dijeron esto de la manifestación ya tenía la guitarra colgando. Estábamos las tres subidas al escenario, con los micrófonos abiertos. La bajista y la batería ni se enteraron”, explica la guitarrista, Olatz Alberdi, a EL PERIÓDICO DE CATALUNYA. “Empezamos a tocar a la hora prevista, a las 19.20 horas y pensé que alguien ya nos avisaría para hacer unos minutos de silencio a las 20.00 horas”, continúa la guitarrista, de 39 años.

Comenzaron a increparlas

Las Furias mostraron su apoyo a la manifestación “dejando claro que es infame la impunidad de la manada” y animaron a la gente a manifestarse “en silencio o con música, todos por la misma causa”. En ese momento, unas 40 personas, mayoritariamente mujeres, asegura Alberdi, comenzaron a increparlas. Una de las manifestantes, de unos 45-50 años, intentó subir al escenario y dañó el bajo al arrancarle violentamente el cable.

“Hubo un forcejeo, porque agarró a mi compañera por el bajo y casi la tira del escenario”, recuerda la guitarrista. La mujer fue identificada por la Ertzaintza, que intervino y evitó que el incidente fuera a mayores y alguien resultara herido. La web de noticias GasteizBerri ha grabado la agresión a la bajista (a partir del minuto 0:43):

“Otras personas fueron a la mesa de sonido e intentaron arrancar los cables”, recuerda Alberdi, que ha intentado sin éxito ponerse en contacto con la organización de la manifestación, una asociación feminista de Vitoria, porque “hablando se entiende la gente”. 

Todo fue un gran malentendido, con consecuencias lamentables; y fue provocado por la falta de previsión u organización. Las Furias, abanderadas de muchas causas, como la feminista y animalista, por ejemplo, no son precisamente sospechosas de defender el heteropatriarcado. "Llevo tocando desde los 16 años y juntas hemos participado en infinidad de conciertos protesta, solidarios, benéficos... Pero por muy noble que sea la causa, nunca se puede imponer nada con violencia", apostilla la guitarrista. 

Opiniones en la red

Entre los comentarios en las redes sociales, muchos mensajes de apoyo y algunas críticas, injustas desde el punto de vista de banda. “Lo que yo percibí es que estabais imponiendo continuar con el concierto. Decidisteis diez minutos de pausa, cuando eran treinta y acabaron siendo dos minutos”, asegura M.J., quien también asegura que las manifestantes no se sintieron apoyadas por el trío de Barcelona.

“Se manifiestan por que han violado a una chica y van a salir de la cárcel. ¿Y se ponen a desear que violen a otros?”, comenta otro, G.C., mostrando lo absurdo de lo sucedido durante el concierto. “Odio a quien maltrata. Odio a quien viola. Pero también Odio a quien impone”, responde otro, R.G.

“¿Acaso estas personas no ven que somos mujeres que llevamos luchando en el escenario más de 20 años por la igualdad? Estamos en el mismo bando”, lamenta la banda, que también aprovechan su comunicado agradecer el apoyo de la organización del festival y la intervención de la policía autonómica vasca.

0 Comentarios
cargando