Ir a contenido

AUTO POLÉMICO

Libertad provisional bajo fianza para 'La Manada'

La Audiencia de Navarra ha adoptado la resolución sobre los condenados por el abuso sexual de San Fermín con un voto particular

V. Lozano / L. Rendueles / J. G. Albalat

Los cinco miembros de La manada, durante las fiestas de San Fermín del 2016.

Los cinco miembros de La manada, durante las fiestas de San Fermín del 2016. / EL PERIÓDICO

Recibieron y celebraron la noticia en prisión, donde ingresaron hace casi dos años. Así lo confirmaron fuentes de la defensa. El tribunal que el pasado abril condenó a los cinco miembros de 'La manada' a una pena de nueve años por abusar sexualmente de una chica durante los Sanfermines del 2016, decretó ayer su libertad bajo fianza. Ángel Boza, Jesús Escudero, Antonio Manuel Guerrero, José Ángel Prenda y Alfonso Cabezuelo podrán salir de la cárcel pagando una fianza de 6.000 euros cada uno. El rechazo ciudadano fue prácticamente inmediato. 

Ni sus abogados, ni la acusación, ni la fiscalía conocían anoche la resolución, según pudo comprobar este diario. Pero la noticia había corrido desde primera hora de la tarde como la pólvora, después de que los letrados de la defensa desvelaran que el tribunal había dado la confirmación verbal de la excarcelación directamente a sus clientes, que, desde prisión, volvieron a defender su inocencia. Esta no es una práctica en absoluto habitual, indicaron fuentes jurídicas.

Reacción de los condenados

Fuentes del entorno de los condenados relataron a EL PERIÓDICO la reacción de estos tras el fallo de la Audiencia de Navarra: «Están muy satisfechos. Han dicho: ‘En este país hay justicia’». Estas mismas fuentes señalaron que 'La manada' ha comparado su situación con la de Iñaki Urdangarin, que esperó en libertad la sentencia en firme del Tribunal Supremo.

No es la primera vez que los agresores de los Sanfermines aluden a este y otros ejemplos similares. El abogado de cuatro de los cinco miembros de La manada, Agustín Martínez, presentó, como ya había adelantado este diario, un escrito solicitando la libertad de sus clientes en el que mencionaba expresamente varios ejemplos de ciudadanos condenados en primera instancia, pero en libertad.  Entre ellos, el letrado citaba a Rosalía Iglesias, la esposa de Luis Bárcenas, sentenciada a 15 años de cárcel por el caso Gürtel y que está en libertad bajo fianza tras pasar una noche en prisión. También puso el foco sobre Urdangarin, que ingresó en el centro penitenciario de Brieva (Ávila) el pasado lunes, tras ser condenado por el Tribunal Supremo.

Medidas cautelares

Al margen de la fianza de 6.000 euros, el tribunal ha impuesto a los miembros de La manada la obligación de comparecer los lunes, miércoles y viernes en el juzgado de guardia de su localidad. También les prohíbe entrar en la Comunidad de Madrid y establecer cualquier tipo de comunicación con la víctima, les retira el pasaporte y les veta la salida del territorio nacional sin autorización judicial.

La decisión del tribunal, cuyo contenido detallado se conocerá hoy, viernes, fue adoptada por dos votos a uno. Mientras que el magistrado José Francisco Cobo Sáenz abogó por prorrogar la prisión provisional, los otros dos integrantes del tribunal, Ricardo González (el juez que emitió el voto particular favorable a los condenados) y Raquel Fernandino votaron a favor de la libertad de los cinco encarcelados, al entender que no se dan las circunstancias de riesgo de fuga ni de reiteración delictiva. Fernandino, la única miembro femenina del tribunal, había votado en sentido contrario el pasado abril, cuando los cinco sevillanos fueron condenados a nueve años de prisión. Entonces el único voto particular fue el del juez Ricardo González, que discrepó de sus dos compañeros de sala y abogó por la absolución de los cinco acusados.

Las duras críticas ciudadanas que recibió aquel voto particular (y la sentencia, en general) hicieron que, durante los días siguientes a su publicación, la judicatura cerrara filas para mostrar su apoyo a este magistrado. Hubo manifestaciones de jueces y fiscales ante los palacios de Justicia provinciales para apoyar al magistrado González, mientras las calles se llenaban de mujeres (y hombres) horrorizadas por el contenido de la resolución judicial.

La revisión del Código Penal

La crispación fue tal que el Gobierno, entonces en manos del PP, decidió encargar a la Comisión General de Codificación del Ministerio de Justicia una propuesta de reforma del Código Penal en lo relativo a los delitos sexuales. Tras una nueva polémica por la formación de ese organismo (en el que inicialmente no había ni una sola mujer), el nuevo Ejecutivo español, ahora del PSOE, ha dado recientemente instrucciones para que la revisión se amplíe a cualquier tipo delictivo a fin de que se adecúen todos ellos en clave de género.

«El Gobierno respeta plenamente la decisión jurisdiccional, como no puede ser de otra manera. Es una sentencia  provisional, hay un recurso de apelación pendiente ante el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, ha recurrido la fiscalía, han recurrido las acusaciones particular y popular, y también la defensa, con lo cual el proceso está abierto», señaló la ministra Dolores Delgado.

Dicho eso, la titular de Justicia insistió en que el Gobierno siempre estará «con las víctimas, de este delito y de otros delitos». «Lo que sí que hay que trabajar es no tanto en reformas penales sino en facilitar procesos de formación, dar las herramientas a los jueces, a los fiscales, a los operadores jurídicos para que este tipo de delitos no se produzcan o que una vez producido puedan resolverse adecuadamente», agregó.

Después de que cientos de personas salieran ya ayer a la calle (para hoy están previstas concentraciones de repulsa en casi toda España), Delgado advirtió: «Se precisa una formación con perspectiva de género, con perspectiva de víctima... Eso es algo en lo que vamos a trabajar, y creo que ya hay una amplia mayoría parlamentaria y hay mucha sensibilidad. Vemos la calle como está». También la secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo, que no quiso valorar la decisión judicial hasta conocer el contenido del auto de libertad, alertó de la «alarma social» que genera la medida.

0 Comentarios
cargando