Ir a contenido

ENQUESTA DE SALUT DE CATALUNYA

Las mujeres tienen una peor percepción de su salud que los hombres, pese a seguir hábitos más sanos

Se debe a las dificultades que tienen ellas para acceder al servicio sanitario, pues cuidan más de la familia

Alba Vergés pide introducir la perspectiva de género en las políticas públicas para erradicar esta paradoja

El Periódico

Las mujeres tienen una peor percepción de su salud que los hombres, pese a seguir hábitos más sanos

CHARLES PLATIAU

Las mujeres tienen peor percepción de su estado de salud que los hombres, a pesar de que tienen comportamientos más saludables que ellos, según revela la Enquesta de Salut de Catalunya (ESCA) del 2017, presentada este viernes y en la que han participado 4.830 personas (2.391 hombres y 2.439 mujeres).

La directora del área de Atención Sanitaria del Servei Català de la Salut (CatSalut), Cristina Nadal, ha explicado que si bien las mujeres fuman menos que los hombres (18,5% frente al 29,7%), hacen un consumo de riesgo de alcohol menor (1,5% frente al 5,4%) y siguen más una dieta mediterránea (65,3% frente al 56,6%), su sensación es que padecen de una peor salud en casi todas las edades. "Tienen una mayor prevalencia de problemas crónicos y discapacidades" y una peor percepción de sus condiciones, ha sañalado Nadal.

Según Nadal, esta "paradoja" se puede explicar por la "dificultad mayor de acceso al servicio sanitario para las mujeres", porque se dedican más que los hombres a las tareas de curas.

"Una mujer va a buscar a los niños o cuida de los padres y al final ella es la última. Por mucho que haga vida saludable, si no acaba yendo al médico, quizás no le detectan algo a tiempo y, por lo tanto, empeora", ha asegurado Nadal, que cree que, a pesar de que es sólo una "hipótesis", pone de relieve que "la perspectiva psicosocial también afecta" a la salud.

Perspectiva de género

Por su parte, la consellera de Salud, Alba Vergés, ha dicho que "no hace falta hacer un análisis muy preciso", sino "mirar al entorno" para ver que las diferencias entre hombres y mujeres "son una evidencia social".

Por ello, la consellera se ha comprometido a "introducir la perspectiva de género en las políticas públicas para que en unos años esta paradoja ya no se vea" y Nadal ha propuesto una medida que pase por la "proactividad del servicio de salud para llamar a la gente para que vaya a visitarse".

La ESCA también aborda la salud mental, un ámbito que refleja que la depresión mayor o grave es superior en las mujeres, ya que un 8,8 % de ellas la sufren, frente al 3,6 % de hombres.

Según Nadal, la crisis económica tiene un impacto en el aumento de este problema, además de que se observa una mayor prevalencia de sufrir esta enfermedad en las clases sociales menos favorecidas, con menos estudios y con más edad.

Población infantil

La encuesta alerta de los resultados en la población infantil, ya que el 36,3 % de los menores de entre 6 y 12 años (39,1% niños y 33,2% niñas) tienen exceso de peso, un fenómeno relacionado con la mala alimentación y con el ocio sedentario.

El consumo frecuente de productos hipercalóricos se da en 1 de cada 3 niños y casi la mitad de los niños de entre 3 y 14 años (46 %) hace un ocio sedentario, es decir, ve la televisión, juega con videojuegos u ordenadores durante dos horas o más todos los días de la semana, frente al 33,6% de las niñas.

De hecho, los resultados en la población infantil no han hecho más que empeorar: el exceso de peso representaba el 30,4 % de los menores en la encuesta de 2013-2014, frente al 36,3 % de ahora; el consumo frecuente de productos hipercalóricos era del 24,3 % y ahora es del 32,3 %; el ocio activo representaba el 38,1 %, lejos del 31,2 % actual; y el ocio sedentario era del 43 % en el periodo 2013-2014 mientras que ahora es del 36,9 %.

Según el secretario de Salud Pública, Joan Guix, la crisis económica puede haber provocado esta situación, por lo que ha pedido "medidas que premien los hábitos saludables", como el impuesto a las bebidas azucaradas que se implantó.

Asimismo, la ESCA señala que 3 de cada 4 personas de más 75 años que viven solas son mujeres y éstas tienen más dependencia y más privación material grave, es decir, dificultades para pagar facturas, para tener lavavajillas o teléfono o para mantener la casa caliente.

Resultados positivos

Pese a ello, de la encuesta también se desprenden datos positivos, como el consumo de tabaco, que ha llegado a mínimos históricos: "En 2011, uno de cada tres catalanes fumaba; ahora, uno de cada cuatro", ha celebrado Nadal.

Otro resultado positivo es el cribado de cáncer de mama, ya que si en 1994 cerca del 40 % de la población con más estudios y recursos se hacía mamografías, el porcentaje en la población sin estudios era sólo del 20,2 %; en 2017 ya no se aprecian diferencias entre clases sociales y 9 de cada 10 mujeres se hacen una mamografía preventiva periódicamente.

Temas: Alba Vergés

0 Comentarios
cargando