Ir a contenido

enmendar la ley del juego

El Parlament debatirá que se pueda jugar al bingo con dinero en residencias y 'casals' de mayores

La actividad solo está autorizada en salas especializadas y casinos si hay dinero en juego

El PSC, promotor de la iniciativa, limita a 0,20 euros el precio por cartón y a 20 euros el importe por partida

Teresa Pérez

Partida de bingo en un casino de Barcelona.

Partida de bingo en un casino de Barcelona. / FERRAN NADEU

El Parlament de Catalunya debatirá que se pueda jugar al bingo con dinero en las residencias, centros de día y 'casals de la gent gran'. El grupo parlamentario socialista (PSC)-Units per Avançar presentó el pasado 30 de mayo una propuesta de resolución para que se autorice esta actividad en los locales de reunión para los más mayores y que, además, la iniciativa se haga extensible a asociaciones y centros para personas con discapacidad.

La prohibición de tachar cartones tiene más resonancia que la que parece a primera vista. Las comunidades autónomas de Valencia y Murcia ya han autorizado esta práctica en los centros de mayores y el pleno del Ayuntamiento de Tarragona aprobó hace 15 días por unanimidad una moción, impulsada por el grupo socialista, para que se permita el bingo en los centros de la tercera edad y en los de las personas con discapacidad. La moción se produjo tras ser denunciados varios centros de la provincia y haberse personado los Mossos d'Esquadra en los equipamientos denunciados. La iniciativa se quiere imitar y extender ahora a toda Catalunya.

Denuncias

La petición tiene su enjundia. Algunos establecimientos habían dejado de realizar estas sesiones bingueras y en otros se había clausurado tras ser denunciados por incumplimiento del decreto 86/ 2012 de aprobación del reglamento de los juegos de bingo, que se deriva de la ley del juego. Esta normativa, que ahora se intenta modificar su artículo 2, indica que los cartones únicamente se pueden vender en "salas de bingo y casinos con autorización de instalación y permiso de apertura", en el resto está prohibido. El decreto también tiene una cierta manga ancha con la modalidad de bingo electrónico, pero en los salones de juego.  

La propuesta socialista limita la inversión y el tiempo que los mayores pueden dedicar a estas apuestas. Así el precio del cartón no podrá superar los 0,20 céntimos y el dispendio total por partida entre todos los jugadores será de un máximo de 20 euros. El horario también estará restringido. El bingo se cantará de 16.00 a 20.00 horas de lunes a viernes y de 16.00 a 19.00, una hora menos, los fines de semana.

El portavoz de políticas sociales del grupo socialista en la Cámara catalana, Raúl Moreno, ha explicado este martes que el argumento esgrimido para autorizar el juego es que "el bingo es una de las actividades sociales y de ocio que realizan asociados y residentes como forma de socialización, entretenimiento y mejora psicosocial". Moreno prevé que la propuesta de resolución pueda ser debatida como muy tarde después del verano.

Actividades de pago

Raúl Moreno ha denunciado este martes que desde enero se cobran de las actividades lúdicas para mayores, que hasta ahora eran gratuitas, en los centros de la Generalitat. Esta decisión se debe a que el Govern no publicó en diciembre "el concurso para que las empresas que prestan este servicio se pudieran presentar", ha asegurado el diputado socialista. Moreno ha reclamado que se de la mayor celeridad posible al concurso, pero prevé que hasta pasado el mes de septiembre las actividades sean de pago.  

0 Comentarios
cargando