Ir a contenido

REGLAMENTO DE DATOS

La Autoritat de Protecció de Dades ve en el nuevo reglamento una "oportunidad" para que el usuario recupere el control

La directora del organismo invita a la ciudadanía a "hacer limpieza" y no validar a los emisarios que dejen de tener interés

Invita a las pequeñas empresas a adecuarse a los nuevos parámetros y tiende la mano a colaborar aportando información

Cristina Buesa

Dos chicas consultan sus móviles en el metro.

Dos chicas consultan sus móviles en el metro.

Más allá de los pronósticos apocalípticos sobre el control absoluto de nuestros movimientos y dejando de lado el bombardeo agotador de correos en los que se informa sobre el nuevo reglamento europeo de protección de datos que será de obligado cumplimiento a partir de este viernes, la Autoritat Catalana de Protecció de Dades ha lanzado un mensaje esperanzador sobre lo que comporta ese cambio.

La directora del organismo de la GeneralitatMaria Àngels Barbarà, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para "recuperar el control" de los datos. "Esta es una oportunidad para hacer limpieza", ha opinado la responsable en un acto organizado por la representación de la Comisión Europea en Barcelona. "Debemos empoderarnos de lo que hacemos y ser conscientes", ha proseguido, invitando a los usuarios a no renovar esas suscripciones si el servicio o información prestado ha perdido interés.

Fuerza frente a los 'Facebooks'

Barbarà estaba acompañada por el director de la representación europeaFerran Tarradellas, que a su vez ha loado las ventajas del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que trata de dar respuesta a unos ciudadanos que mayoritamente se ven desprotegidos por los grandes gigantes: "Damos un paso de gigante y, al hacerlo todos al mismo tiempo, nos da fuerza frente a los todos los FacebooksGoogles Apples de la tierra".

Tarradellas ha destacado también que el reglamento permite controlar más los propios datos y también recuperar, por ejemplo, toda la información que tienen de nosotros las empresas suministradoras de servicios.

Como si fuera el PIN

La directora de la Autoritat Catalana de Protecció de Dades ha añadido que, de la misma manera que no se nos ocurre facilitar el número PIN de una tarjeta de crédito, tampoco deberíamos entregar tan fácilmente nuestro número de móvil, correo o todo, si no sabemos exactamente qué uso se hará.

En cuanto a las pequeñas empresas, muchas de ellas inquietas por estos cambios, Maria Àngels Barbarà ha lanzado un mensaje de tranquilidad y se ha puesto a su disposición para facilitarles la información que consideren oportuna, recordándoles que el RGPD no es una simple renovación del consentimiento sino que va más allá.

0 Comentarios
cargando