Ir a contenido

polémica con el ayuntamiento

Salamanca estudia recurrir al Supremo para no borrar a Franco de un mural

Su imagen aparece en una pintura que decora el salón de plenos municipal, pintado en 1962 por el artista Ramón Melero

EFE

Salamanca estudia recurrir al Supremo para no borrar a Franco de un mural

El Ayuntamiento de Salamanca estudia recurrir ante el Tribunal Supremo la sentencia del Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) que le obliga a suprimir la imagen de Francisco Franco del mural que decora el salón de plenos municipal, pintado en 1962 por el artista Ramón Melero.

A través de un comunicado, el Ayuntamiento ha recordado que su postura "ha sido siempre defender el Patrimonio Artístico de la ciudad", del que, según los informes técnicos, "forman parte tanto el mural que representa hechos históricos salmantinos en el salón de plenos" como "el Monumento a la Unificación" ubicado en el parque de Salesas, obra del escultor Núñez Solé.

Ambas obras, según las mismas fuentes, forman parte de ese patrimonio por lo que "quedan fuera del ámbito de aplicación de la Ley de la Memoria Histórica al concurrir razones artísticas y sin suponer una exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura".

Asimismo, los técnicos municipales han considerado que el Monumento a la Unificación, ubicado en el parque de Salesas, en el Paseo del doctor Torres Villarroel, "no debía ser retirado porque está acreditada la eliminación de los elementos franquistas de la estatua". De igual modo, los técnicos avalan que el mural, obra de Ramón Melero, "sintetiza gráficamente tres siglos de historia de Salamanca y que se debe respetar el valor artístico de esta obra, que finalizó en 1962".

Sentencia del TSJCyL

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha obligado en una sentencia al Ayuntamiento de Salamanca a suprimir la imagen de Francisco Franco del mural que decora el salón de plenos municipal, pintado en 1962 por el artista Ramón Melero.

El fallo judicial estima parcialmente el recurso que el Consistorio salmantino había interpuesto contra la sentencia del Contencioso-Administrativo número de 2 de Salamanca que obligaba a "eliminar las imágenes o atributos franquistas, respetando el resto del lienzo del mural del salón de plenos".

Aunque el Alto Tribunal ha dado la razón al Ayuntamiento cuando argumenta "perjuicio" a los legítimos intereses o "menos cabo" a la reputación del autor del mural, el artista Ramón Melero ha supeditado la modificación del mural a que los representantes legales del autor la autoricen.

Pero si el Consistorio no logra obtener este permiso, el TSJCyL ha acordado "la retirada de la obra en su integridad (la totalidad del mural, tríptico, compuesto por tres lienzos, que forma un todo) sin perjuicio de que pueda dicha obra conservarse y custodiarse en los fondos y museos de la ciudad", añade la sentencia.

También ha estimado que la figura de Franco en el mural "carece de razones artísticas, arquitectónicas o artístico-religiosas" que permitan eximirla de la Ley de la Memoria Histórica.

0 Comentarios
cargando