Ir a contenido

Los 50 millones extra para violencia machista son insuficientes para cumplir el pacto

Faltarían 70 millones para los 200 que Gobierno y partidos pactaron que se invertirían en el 2018

Las organizaciones feministas alertan de que el engaño podría continuar los tres próximos años

Patricia Martín

Manifestación contra el machismo.

Manifestación contra el machismo. / AP / ANDRÉS KUDACKI

Como caramelo para atar el apoyo a los Presupuestos, el PP negoció el jueves con Nueva Canarias incrementar en 50 millones la inversión prevista para este año en medidas contra la violencia machista. Al pacto se sumaron el resto de socios de Mariano Rajoy en materia presupuestaria: Ciudadanos, el PNV, Coalición Canaria, UPN y Foro, pero no PSOE o Podemos, las formaciones que junto a las asociaciones feministas y algunas autonomías vienen denunciando con más ahínco el incumplimiento del pacto de Estado rubricado por Gobierno y partidos en septiembre.

Y es que, según este bloque, los 50 millones extra siguen sin ser suficientes para cumplir con el acuerdo, que fijó invertir 1.000 millones adicionales en cinco años, a razón de 200 millones cada año. De ellos, 80 se consignaron en el proyecto inicial de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), a los que ahora se sumaría la partida pactada, lo que hace un total de 130 millones. Por tanto, siguen faltando 70, según los grupos de izquierda y las organizaciones feministas. 

El Gobierno, por su parte, asegura que son las Comunidades Autónomas y los ayuntamientos los que tienen que invertir 120 millones para llegar a la cifra pactada, de los 4.000 millones más que recibirán en financiación autonómica y local. De hecho, en la enmienda pactada el jueves se establece que los 50 millones se destinarán a "actuaciones de prevención integral" de la violencia machista "sin perjuicio de la aportación" que tienen que realizar las administraciones territoriales.

Partidas "finalistas"

La literalidad del pacto rubricado da la razón a la oposición, dado que establece que la financiación debe tener un "carácter condicionado", una "asignación financiera específica" y "finalista", con lo que tendría que haberse plasmado en las cuentas estatales transferencias específicas y concretas a las autonomías y consistorios, y no dejar en manos estas la decisión de en qué invertir y cómo extraer su parte de los 4.000 millones de financiación autonómica. 

Por todo ello, la enmienda pactada ha indignado a la oposición, que lamenta que el Gobierno "utilice a las maltratadas como elemento de mercadeo". "Es indecente, no se atreverían con las víctimas del terrorismo a incumplir un pacto", sostiene la socialista Ángeles Álvarez. Por su parte, la podemista Ángela Rodríguez considera que el añadido de 50 millones "demuestra que la ministra ha estado mintiendo" cuando sostenía que ya había cumplido el pacto. Según el análisis de Podemos, ni siquiera están en los PGE los 80 millones iniciales, con lo que la partida extra vendría a paliar el problema. 

El engaño perdurará tres años

Desde la Fundación Mujeres, Marisa Soleto, pone el foco además en que los grupos firmantes de la enmienda "están colaborando" en el incumplimiento del pacto, al arrancar a Rajoy solo 50 millones y no los 70 necesarios. Asimismo alerta de que el engaño se traslada a los tres próximos años, dado que según Nueva Canarias en el 2019 serán 60 millones más y al año siguiente 70 millones más, y en ninguno de los dos casos se llegarían a los 200 millones de inversión estatal.

Por su parte, Yolanda Besteiro, de la Federación de Mujeres Progresistas, considera que la enmienda "no resuelve nada" y es un mero "parche" que sigue dejando la inversión pactada "en el aire".