Ir a contenido

MEDIO AMBIENTE

España esquiva la denuncia europea por contaminación del aire

La Comisión Europea llevará ante el Tribunal de Justicia de la UE a seis de los nueves países a los que dio el ultimátum en enero

A Francia, Alemania y Reino Unido por las emisiones de óxido de nitrógeno y a Italia, Hungría y Rumanía por las partículas PM

Silvia Martinez / Bruselas

Contaminación en Madrid.

Contaminación en Madrid. / DAVID CASTRO

Cada año, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), mueren en todo el mundo 7 millones de personas a causa de la contaminación del aire, una verdadera preocupación también para la Comisión Europea que este jueves 17 de marzo tiene previsto denunciar ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea a 6 de los 9 países –República checa, Francia, Alemania, Hungría, Italia, Rumanía, Eslovaquia, Reino Unido y España- que recibieron un ultimátum a finales de enero pasado. España, según han confirmado fuentes del Ejecutivo comunitario, esquivará de momento la denuncia.

Los plazos para respetar y cumplir la legislación europea que fija umbrales máximos en las emisiones de dióxido de nitrógeno y de partículas PM10, la directiva europea de 2008 sobre calidad del aire, hace tiempo que se superaron. Ante la falta de avances, el comisario de medio ambiente, Karmenu Vellaconvocó el pasado 30 de enero a una reunión urgente a nueve ministros –en sustitución de Isabel García Tejerina acudió la secretaria de estado María García- y les dio un ultimátum. O adoptaban medidas para reconducir la situación o serían denunciados ante la corte europea de justicia.

Vella dio hasta mediados de febrero para remitir los planes de contención de las emisiones contaminantes, que provocan también 400.000 muertes prematuras cada año en la Unión Europea y muchos problemas respiratorios y cardiovasculares. Desde entonces, el expediente se ha ido retrasando en varias ocasiones. La última vez, según las fuentes consultadas, por problemas de agenda y por los preparativos del nuevo marco presupuestario. Un retraso que ha llevado a varias organizaciones ecologistas a denunciar el secretismo en torno a este procedimiento y sus plazos.

Decisión a punto

Pero el expediente, aseguran desde el Ejecutivo, está prácticamente finalizado y, si no hay cambios de última hora que lo saquen de la agenda, deberá ser refrendado este próximo jueves en el marco de la nueva batería de procedimientos de infracción que tiene previsto adoptar la Comisión. A tenor de la decisión preparada por los técnicos comunitarios, Bruselas considera que seis de los nueve países en cuestión no han adoptado o planeado medidas que mejorarán la calidad del aire en sus respectivos territorios y permitirán situar sus emisiones dentro de los límites exigidos. 

Este es el caso de Francia, Alemania y Reino Unido en relación a las emisiones de óxido de nitrógeno y de Italia, Hungría y Rumanía en relación a las partículas finas PM10. Aunque de momento no ha trascendido el contenido de los planes remitidos por los países, la secretaría de estado de medio ambiente ya explicó en enero que España había adoptado en diciembre el plan aire 2, con 52 medidas, y anunció que remitirían a Bruselas las medidas adoptadas también por comunidades autónomas y ayuntamientos.

Críticas medioambientales

Desde el European Environmental Bureau (EEB), una red de 140 organizaciones medioambientales presentes en más de 30 países, solicitaron hace unos meses a los 9 países afectados por el expediente el acceso a sus planes y medidas. Cuatro –España, Rumanía, Reino Unido y República checa- han rechazado, según ha denunciado esta organización, la petición mientras que Hungría ni siquiera ha respondido lo que consideran “inaceptable”. Mientras tanto, solo cuatro han accedido a publicar sus medidas , Francia, Alemania, Italia y Eslovaquia que en general consideran insuficientes. Según EEB, en 130 ciudades europeas de 23 de los 28 Estados miembros se siguen superando los límites de emisiones contaminantes, algo por lo que ya han sido condenados Bulgaria y en febrero pasado Polonia.