Marruecos amenaza con perseguir en justicia a promotores de boicot comercial

2
Se lee en minutos

EFE

El Gobierno de Marruecos advirtió hoy de que podrá perseguir judicialmente a los promotores que "difundan informaciones erróneas" en la actual campaña para animar a los marroquíes a boicotear tres productos de mayor consumo en el país.

El ministro portavoz del Gobierno, Mustafa Jalfi, subrayó hoy en una rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno semanal que la divulgación de "informaciones erróneas" está castigada por la ley, y concretamente por el Código de Prensa.

El artículo 72 de ese código castiga con multas de hasta 200.000 dirhams (17.000 euros) a cualquiera que "difunda o transmita, con mala fe, una información falsa o alegaciones (...) que perturben el orden público o susciten el temor entre la población, cualesquiera que sean los medios usados".

Se trata de la primera reacción del Gobierno a esta campaña popular de boicot, lanzada desde el pasado 20 de abril, a tres marcas emblemáticas de sendos productos (leche, agua y combustibles de automoción); aunque el ministro marroquí nombró únicamente a la leche.

El pasado 20 de abril en dos páginas de Facebook se llamó a boicotear la leche de Centrale Danone, el agua mineral Sidi Ali del grupo Holmarcom y las gasolineras Afriquia del grupo Akwa, los tres líderes en sus respectivos ámbitos y símbolos casi nacionales.

Los llamamientos criticaron la subida de precios y el monopolio que ejercen estas compañías así como la falta de competitividad en el mercado.

Esto "ha tenido un impacto sobre la economía y la reputación de Marruecos y ha perjudicado a los agricultores que están vinculados al sector", alertó Jalfi.

Jalfi explicó que el Ejecutivo ha estudiado "en profundidad" los motivos alegados por los promotores del boicot sobre la carestía de estos productos o una posible subida de los precios.

El ministro alertó contra los "grandes perjuicios" que puede sufrir el sector en caso de que la campaña de boicot persista, concretamente con la cercanía del mes de ayuno de ramadán donde el consumo de leche adquiere unas proporciones muy altas.

Noticias relacionadas

"Nuestra responsabilidad es proteger al consumidor, al poder adquisitivo, y al mismo tiempo a la economía nacional", aseveró.

La mayoría de acciones de Danone pertenecen al grupo francés, pero llama la atención que los perjudicados de las otras marcas fueran Afriquia, el grupo que dirige el empresario más rico de Marruecos y ministro de Agricultura y Pesca, Aziz Ajanuch, y el agua Sidi Ali, del grupo dirigido por la empresaria Meriem Bensaleh Benchakrun, actual presidenta de la patronal marroquí.