Ir a contenido

VIDA SALUDABLE

Cinco recetas para proteger tu piel del sol

Tomates, zanahorias y salmon despuntan entre los alimentos que mejoran la hidratación y permiten un correcto bronceado

Carmen Hierro Rico

Tomates en una frutería de Barcelona.

Tomates en una frutería de Barcelona. / RICARD CUGAT

A medida que se acerca el verano todos comenzamos a prepararnos para protegernos del sol. En este ritual de cada año, además de guardar los abrigos en cajas y sacar las sandalias, es importante atender a la alimentación y con ella conseguir cuidar de nuestra piel. También es clave utilizar y contar con la ayuda de buenos cosméticos que protegen la piel de los rayos del sol, con algunos sencillos cambios en nuestra alimentación diaria conseguiremos que este año logremos tener una piel hidratada, cuidada y bien bronceada durante los meses de verano.

Lo más importante para preparar nuestra piel para la llegada del calor es mantenerla hidratada. Esto se consigue, además de bebiendo suficiente agua durante nuestro día a día, introduciendo en la dieta alimentos compuestos, en su mayor parte, por agua. Es el caso de la mayoría de las frutas y hortalizas.

Dentro del mundo de las frutas las que más agua aportan a nuestro organismo son la sandía, la fresa, el pomelo, el melón, el melocotón, la piña… En esta enumeración, le damos una relevancia especial al tomate ya que, además de por su aporte de agua, es un alimento perfecto para incluir en estas dietas por ser una fruta muy rica en licopeno. Esto significa que los tomates son el aliado perfecto contra el envejecimiento de la piel y las arrugas, provocadas, por ejemplo, por el exceso de sol directo en nuestra cara.

Activar la melanina

Si quieres lucir un bronceado llamativo y brillante al mismo tiempo que cuidas de tu piel y la proteges del sol, es muy importante incluir en tu menú alimentos que te ayuden a activar la melanina de tu cuerpo. La melanina es un pigmento que se encuentra en algunas células y que tiene, entre otras funciones, la de proteger la piel de los rayos UV y ayudarnos a lucir bronceados. Uno de los alimentos que más fomentan la producción de esta sustancia es la zanahoria, por lo que nos ayuda a conseguir un moreno natural mientras nos protege de las radiaciones solares. La zanahoria, además, es un alimento que por sus propiedades nos ayuda a combatir el estreñimiento y el dolor de estómago, fortalece las uñas y el cabello y, además, sirve como diurético. Otros alimentos que nos ayudan a activar la melanina son la calabaza, pescados como el salmón o el atún, el mango y las espinacas.

Las espinacas

Esta última verdura de hoja verde, gracias a su alto contenido en betacaroteno, además de fomentar el bronceado hace que se prolongue durante más tiempo en nuestra piel. De la misma manera son un alimento que reduce las enfermedades oculares, regula la presión arterial y, como a Popeye, nos ayuda a fortificar los huesos.

Uno de los pilares de la conocida como dieta mediterránea es también un gran aliado para la salud de nuestra piel. El aceite de oliva es un alimento rico en vitamina E, un potente antioxidante que aporta una protección completa a la piel, lo que la ayudará a combatir los rayos del sol y la protegerá de la sequedad provocada por el calor y de los radicales libres que aceleran el envejecimiento prematuro.

LAS CINCO RECETAS

Tomates rellenos al horno con atún

Esta exquisita receta es muy sencilla de hacer. Primero lavamos bien los tomates y, con una cuchara, los vaciamos. En un recipiente mezclamos atún en lata escurrido, huevos cocidos, aceitunas y perejil, utilizamos esta mezcla para llenar el tomate y espolvoreamos un poco de queso por encima. Hornear los tomates durante unos 15 minutos..

Ensalada gourmet con fresa y espinacas

Las ensaladas son los platos estrella de los días de calor y esta de espinacas les encantará a sus invitados. Lavamos y cortamos las espinacas y las mezclamos con fresas troceadas, nueces y queso de cabra. Para el aliño podemos utilizar una mezcla de aceite de oliva con vinagre balsámico, mostaza y una pizca de estragón y ajo.

Crema de zanahoria con patata

La crema de zanahoria se puede servir tanto fría como caliente, por lo que es una receta ideal para los meses de calor. Su preparación es muy sencilla. En una olla rehogamos cebolla y puerro, añadimos las zanahorias en rodajas y trozos de patata. Incorporamos agua y lo dejamos cocinar 40 minutos. Añadimos dos quesitos y lo batimos.

Salmón dorado con espinacas

El salmón es uno de los alimentos que nos ayudan a activar la melanina. Su cocinado es muy sencillo. Le quitamos la piel y lo troceamos en dados. Los doramos con aceite de oliva, ajo y guindilla. Cuando estén, introducimos las espinacas, bien lavadas, y lo dejamos cocinar a fuego lento durante, aproximadamente cinco minutos.

'Smoothie' de fresa y naranja

Con la llegada del calor, qué mejor que introducir en nuestra dieta batidos y postres refrescantes, naturales y sanos. En este combinamos fresas con zumo de naranja, cubos de hielo, leche y un poco de azúcar. Lo licuamos hasta conseguir la espesura deseada. Investigue y combine las frutas que le gusten ¡Haga su smoothie a medida!

Temas: +Salud

0 Comentarios
cargando