Ir a contenido

Operación especial contra el material falsificado del Mundial de Rusia

Las fuerzas de seguridad intensificarán los controles para detectar mercancías falsas sobre la competición de fútbol

Podemos critica que se persiga más a los vendedores ambulantes que a los mayoristas y distribuidores

Patricia Martín

Controles policiales en la frontera de La Jonquera a todos los vehículos procendentes de Francia.

Controles policiales en la frontera de La Jonquera a todos los vehículos procendentes de Francia. / GLORIA SÀNCHEZ/ICONNA

Las fuerzas de seguridad llevarán a cabo próximamente una operación para controlar el tráfico de productos falsificados relativos al Mundial de fútbol del 2018, en la que se intensificarán los controles en el territorio nacional a los cargamentos y pasajeros que puedan transportar mercancías falsas sobre el evento que se desarrollará en Rusia a partir del próximo mes.

Esta operación se efectuará con especial intensidad en La Jonquera, punto negro de la falsificación en Europa, según se desprende de la respuesta por escrito que el Gobierno ha transmitido a Joan Comorera, senador del grupo Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea en el Senado y a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO.

En concreto, el parlamentario preguntó al Ejecutivo qué medidas tiene previsto adoptar para "afrontar el problema de la venta de falsificaciones en la zona de Els Limits de La Jonquera", después de que EEUU haya incluido esta zona en la lista Notorius Market 2017, que incluye los mercados que facilitan la venta de productos falsos. 

En su respuesta, el Gabinete de Mariano Rajoy señala que las fuerzas de seguridad y la Agencia Tributaria efectúan "numerosas actuaciones en polígonos industriales y puntos de venta" para atajar las operaciones ilegales, muchas de ellas en La Jonquera y anuncia la operación especial para requisar material deportivo falsificado relacionado con el Mundial de fútbol.

La crítica de Podemos 

Ante la respuesta gubernamental, el senador por Barcelona subraya que en opinión de su partido los esfuerzos deberían centrarse en "perseguir la venta mayorista de productos falsificados en zonas como La Jonquera, así como en los diferentes polígonos del territorio nacional donde se sabe que se distribuye este tipo de productos y de donde se suministra para la venta en mercadillos y a través de venta ambulante".

"Sin embargo -continúa-, las directrices del Gobierno parecen más enfocadas a perseguir a quienes se ubican en el último escalón de esta pirámide. Es decir, a vendedores ambulantes y a puestos de mercadillo, en lugar de enfocar su actuación en el origen del problema, que no es otro que la existencia de una estructura organizada que distribuye estos productos".

0 Comentarios
cargando