Ir a contenido

PRESTACIÓN CONTRA LA EXCLUSIÓN SOCIAL

El Parlament exige poner fin a los impagos de la renta de ciudadanía

La cámara pide abonar la ayuda a los solicitantes en situación silencio administrativo

Los promotores de la iniciativa denunciaron que había 40.000 expedientes sin resolver

El Periódico / Barcelona

El Parlament exige poner fin a los impagos de la renta de ciudadanía

CARLOS MONTAÑÉS

El Parlament ha aprobado este jueves una propuesta de resolución de los Comuns para exigir que se acaben los impagos y los retrasos en el cobro de la Renta Garantizada de Ciudadanía (RCG) que se aprobó por unanimidad en la pasada legislatura y que empezó a pagarse el 15 de septiembre de 2017. El acuerdo parlamentario se produce tras reclamar los promotores de la renta el pasado 24 de abril la intervención de la cámara para desbloquear los expedientes.

La iniciativa para paliar la pobreza, se ha aprobado con los votos a favor de Cs, el PSC, los Comuns, el PP y la CUP. Se han abstenido JxCat y ERC, que han culpado de la situación al 155. Sin embargo, el portavoz de la Comisión Promotora de la Renta, Diosdado Toledano, ya descartó el último martes de abrir que los impagos se deban a la aplicación de este artículo.

Los promotores denunciaron los atascos en la concesión de ayudas y cifraron en 40.000 los expedientes sin resolver. Posteriormente, la Conselleria de Treball reconoció que desde el 15 de septiembre tan solo habían concedido 1.000 nuevas ayudas. 

Los grupos reclaman el "abono inmediato" de todos los casos de silencio positivo administrativo y la dedicación de todos los recursos necesarios para ir mejorando cada vez más la atención a los solicitantes.

Seguimiento

La propuesta también exige facilitar al Parlament en 15 días toda la información de seguimiento sobre el despliegue de esta ayuda, especialmente sobre las solicitudes atendidas, las personas que ya reciben esta prestación y las denegaciones efectuadas y los motivos: este punto se ha aprobado por unanimidad.

La diputada de los comuns Marta Ribas ha defendido la propuesta de su grupo y ha destacado que la verdadera fractura que existe en Catalunya es la social: "Hay una Catalunya real que espera soluciones y que no entiende que no se garantice techo, luz y pan a todo el que lo necesite". Vidal Aragonès, de la CUP, ha alertado que la ayuda se está gestionando "desde una óptica neoliberal", con restricciones y sin recursos.

Noemí de la Calle (Cs) ha señalado que la renta de ciudadanía no está recibiendo los recursos necesarios mientras "se han destinado millones de euros y muchas ganas al proceso separatista", y ha asegurado que la responsabilidad de todo ello es de la administración catalana.

Raúl Moreno (PSC-Units) ha recordado que su grupo también ha llevado al pleno una propuesta para exigir transparencia y que se pague la ayuda: "Somos el altavoz de las 40.000 personas a las que se les ha dicho que no tienen derecho a la renta sin justificación".

Desde las filas del PP, Santi Rodríguez ha rechazado que la renta sea atribuible al anterior Govern sino a la firma de 120.000 personas que fueron los promotores de la Iniciativa Legislativa Popular.

0 Comentarios
cargando