Ir a contenido

LOS PROBLEMAS DEL TURISMO DE MASAS

Polémico estreno en Venecia de tornos para restringir la entrada a turistas

Los vecinos denuncian que la medida busca "transformar la ciudad en un parque temático"

 Manifestación contra los tornos que regulan el acceso al centro de Venecia, este domingo. / Andrea Merola (EFE)

 Manifestación contra los tornos que regulan el acceso al centro de Venecia, este domingo.
 Uno de los tornos instalados para regular el acceso al centro de Venecia.

/

Venecia es una de las ciudades que sufre los excesos del turismo de masas. Para paliar este problema la ciudad de los canales ha estrenado este fin de semana unos tornos que regularán la entrada de turistas.  Las autoridades han ubicados dos barreras en las inmediaciones de la estación de Santa Lucía, único punto de llegada por tierra: una en la Plaza Roma, junto al puente de Santiago de Calatrava, y otra en la parte opuesta, ante la iglesia de los Descalzos. El objetivo es controlar el número de turistas que acceden a esta ciudad. La policía cerrará los accesos al centro histórico en caso de un exceso de turistas.

La medida ha provocado ya las primeras protestas. Una treintena de venecianos se han manifestado este domingo contra el sistema de tornos, una prueba, apuntan, que "demuestra la voluntad del ayuntamiento de transformar de forma definitiva Venecia en un parque temático", según ha explicado la organización de extrema izquierda Morion en un comunicado. "Los 'Check Point' son el símbolo de la decisión de idear nuestra ciudad como un espacio inhabilitado, solamente para uso turístico, sin aprovechar y resaltar su valor", prosigue la nota.

La organización defiende que los venecianos no requieren "puertas en la ciudad" sino "casas y políticas de fomento de la residencia", dado que culpan al turismo de la escasez de vivienda para alquiler o compra a causa del muy elevado flujo turístico que, además, dispara los precios. Durante la protesta, algunos jóvenes han logrado incluso arrancar una de las barreras a pesar de estar custodiadas por la policía.

Tras la protesta de este domingo, el alcalde de Venecia, Luigi Brugnaro, ha avanzado que se mantienen firme en su deseo de seguir regulando las visitas a la ciudad "para hacer vivir mejor a las personas". Brugnaro ha apuntado que los tornos son una medida experimental que prevé implementar "pocos días al año", en puentes, como el de este 1 de mayo, o festividades en los que se espere la llegada masiva de personas, como los carnavales.

Temas: Turismo