Ir a contenido

La rosa amarilla multiplicará por 10 sus ventas este Sant Jordi

El Gremi de Floristes de Catalunya calcula que se venderán 600.000, pero las rojas seguirán siendo las favoritas con siete millones de unidades

El Ayuntamiento de Barcelona ha autorizado 3.892 paradas de flores y 980 de libros, que este año ampliarán el espacio a ocupar

El Periódico

Un distribuidor de rosas de Mercabarna, desde donde se comercializa un tercio de las flores que se venden en Sant Jordi, este jueves.

Un distribuidor de rosas de Mercabarna, desde donde se comercializa un tercio de las flores que se venden en Sant Jordi, este jueves. / DANNY CAMINAL

Los floristas auguran que la venta de rosas amarillas durante el día de Sant Jordi se multiplicará por 10 este año. La campaña impulsada por Òmnium Cultural que invitaba a los catalanes a decantarse por este color el próximo lunes y que había preocupado inicialmente al gremio, se ha convertido en un llamamiento a adquirir una de cada. Este viraje hace prever al presidente del Gremi de Floristes de CatalunyaJoan Guillén, que la rosa roja tradicional seguirá siendo la favorita mientras que la comercialización de la amarilla crecerá como nunca.

Guillén ha sido atrevido a la hora de hacer estimaciones. Siendo un día laborable, lo que puede ayudar a todo el comercio, la comercialización de rosas crecerá en global. Serán más de 7,5 millones de unidades gracias a la recuperación económica, ha apuntado. De estas, más de 7 millones serán rojas y, excepcionalmente, se venderán 600.000 rosas amarillas, aproximadamente un 10%. El año pasado fueron 60.000. La blanca tradicionalmente había ocupado el segundo lugar.

Control de las licencias

El responsable de los floristas, en un acto junto a libreros y panaderos, los tres gremios en los que pivota Sant Jordi, ha aprovechado para reclamar al Ayuntamiento de Barcelona que sea estricta en el control de las paradas que no tienen licencia. El concejal de Turisme, Comerç i Mercats, Agustí Colom, ha revelado que el consistorio ha autorizado 3.892 puestos de rosas y 980 de libros.

Guillén ha reclamado a Colom que es imprescindible que se renueve la ordenanza sobre el uso de la vía pública, "que es del siglo pasado, de 1994" y que negocian con el consistorio hace años. "Además de las 4.000 paradas con permiso, hay 3.000 personas con un cubo lleno de rosas que son ilegales", se ha quejado.

Sitios ocupados por partidos

Junto a las rosas, el otro gran protagonista es el libro. A pesar de que desde el gremio han evitado dar números hasta que no pasa el día, sí que calculan que aumentarán las ventas. Su representante, Pere Fàbregues, ha aprovechado para quejarse de que los partidos políticos eligen los mejores espacios en las calles de Barcelona "para hacer propaganda".

Fàbregues ha recordado que se ha ampliado el área destinada a ocupar paradas para "esponjar" el paso de los visitantes en Sant Jordi, siempre colapsado en la rambla de Catalunya, paseo de Gràcia y alrededores. En esta ocasión se cortará el tráfico también en Consell de Cent. El inspector de la Guàrdia Urbana de Barcelona, David Martínez, ha valorado este cierre y ha recordado que la ciudad sigue en nivel 4 sobre 5 en alerta terrorista por lo que el dispositivo policial conjunto con los Mossos d'Esquadra lo tendrá en cuenta.

El tercer actor del día, el pan de Sant Jordi, cumple 30 años. El presidente del Gremi de Flequers, Jaume Bertran, ha invitado a las panaderías y hornos asociados a sumarse a un producto que tiene sobrasada, queso y nueces, en una receta con marca registrada. 

    

0 Comentarios
cargando