Ir a contenido

ONG piden al Gobierno que proteja a los menores migrantes ante el aumento de la llegada de pateras

EuropaPress

Migreurop, organización formada por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Andalucía Acoge, APDHA, Elin, SOS Racismo e Irídia, ha exigido a España y Marruecos que respeten los derechos de los niños migrantes ante el aumento de pateras llegadas a las costas españolas. Por su parte, Save The Children ha pedido al Gobierno español que comunique su estrategia para proteger a estos menores.

Según precisa Migreurop en un comunicado, el aumento de embarcaciones que están llegando a las costas españolas está provocando "un número de muertes nunca vistas en la zona" así como un aumento de los niños y niñas migrantes no acompañados en las calles de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Además, advierten de un incremento de la violencia en los campamentos del norte de Marruecos.

En 2017, según datos de Migreurop, se ha triplicado el número de personas que han llegado a las costas españolas y en lo que va de 2018 más de 520 personas han fallecido en este tránsito en el Mediterráneo, de las cuales más de 140 trataban de llegar a España.

En concreto, la organización pone el foco en la situación de "especial vulnerabilidad" de los niños y niñas que migran solos y que "vagan" por las calles de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla "sin que las administraciones públicas asuman sus competencias de protección y tutela de los mismos".

Esta situación, según añade, se ha visto agravada en la última semana con la muerte de dos de ellos, uno en Ceuta y otro en la frontera de Beni Ansar, en ambos casos por atropellos de camiones.

Por ello, Migreurop considera "urgente" un cambio en las políticas migratorias y exigen a ambos países medidas de protección a estos niños y niñas en ambos lados de la frontera, de acuerdo a las legislaciones vigentes y, en especial, a la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN).

Según precisa, los acuerdos firmados entre España, la Unión Europea y diferentes países africanos, entre los que se encuentra Marruecos, para el control migratorio "están agravando la violación de derechos de las personas migrantes y mostrándose ineficaces".

Así, denuncian prácticas "habituales en la frontera sur" como "las devoluciones en caliente por parte del estado español, el uso de material antidisturbios, el desalojo forzoso de asentamientos, la violencia contra personas inmigrantes en territorio marroquí y el acoso a personas y entidades defensoras de los derechos humanos", que son "vulneraciones inaceptables".

Migreurop propone "la apertura de forma inmediata de vías legales y seguras" y "la derogación de todos los acuerdos bilaterales de repatriación con países que vulneran los Derechos Humanos". En definitiva, reclaman un modelo migratorio basado "en un nuevo derecho a la movilidad, respetuoso con los derechos humanos".

UNA ESTRATEGIA CONSENSUADA

Por otro lado, Save the Children pide al Gobierno que comunique su estrategia de protección a los niños migrantes, con motivo del primer aniversario de la adopción por parte de la Comisión Europea de la Comunicación sobre la Infancia en Migraciones para proteger a los niños migrantes en Europa.

Así lo ha solicitado la ONG por carta al secretario de Estado de Asuntos Europeos, para recordarle que un año después, "el Gobierno todavía no ha informado públicamente sobre su estrategia para garantizar la protección de estos menores", un informe que según precisa, ya han publicado la mayoría de Estados miembros.

La Comisión Europea adoptó esta medida a raíz de la denuncia de EUROPOL de la desaparición de 10.000 niños y niñas migrantes que habían llegado solos. Según indica Save The Children, actualmente, en toda Europa hay 5,4 millones de niños migrantes, un siete por ciento de la población migrante de todo el continente.

Además, en 2016 uno de cada cuatro solicitudes de asilo fue presentada por un menor y 63.000 de estas solicitudes pertenecían a menores no acompañados.

En España, según precisa la ONG, el número de niños y niñas extranjeros que han llegado solos ha aumentado en un 60 por ciento en los centros de protección. En 2017 un total de 6.414 niños migrantes estaban acogidos por diferentes comunidades autónomas. Según denuncia la ONG, sus sistemas de protección presentaban "enormes diferencias de responsabilidad entre ellas" y se evidenciaron "grandes fallos en su gestión".

Save the Children muestra su "preocupación" por "la falta de una estrategia pública consensuada" sobre cómo protegerlos. "Ni el nivel de presión migratorio vivido ni ningún otro factor circunstancial pueden justificar la reducción de las condiciones de acogida de los centros", declara la directora de sensibilización y políticas de infancia de Save the Children, Ana Sastre.

A su juicio, no se puede "seguir actuando de manera improvisada como hasta ahora" porque los menores migrantes representan "el colectivo más vulnerable" entre las personas que intentan llegar a Europa, especialmente los que llegan solos y "corren el riesgo de sufrir abusos y explotación y de caer en redes trata, tanto durante el viaje como cuando llegan al país de destino".

0 Comentarios
cargando